Se atendieron alrededor de trescientos casos en las guardias públicas entre el 31 y el 1 de enero

Respecto a los motivos de las consultas, el médico detalló que fueron “generales, más los que se suman producto de las fiestas, que son asociados a la alimentación especial que se hace en estos días, más alguna accidentología casera que ha sobrevenido por estos días”.
También, detalló que si bien “no tuvimos baleados”, sí se presentaron heridos con “lesiones con arma blanca, pero menores a lo que fue la fecha anterior del 24 y del 25. Fueron tratados de forma ambulatoria”.
Sobre los casos de personas que se excedieron con bebidas alcohólicas, advirtió que “es uno de los grandes problemas que tenemos hoy en la sociedad en argentina y a nivel mundial también se ve. Esto repercute en las guardias, la intoxicación, y son pacientes que suman al número total de atenciones y eso hace que se distraiga la atención en otros casos importantes”.
En tanto, respecto a los heridos por pirotecnia, indicó que se presentaron sólo “dos casos leves de tratamiento ambulatorio, de adultos y chicos”.
 
“Es un lujo
la guardia”
 
En términos generales, resaltó que “es un lujo la guardia que tenemos porque tener la cantidad de especialistas y los diferentes servicios técnicos que acompañan a la guardia en los diferentes hospitales no se da habitualmente en ciudades del tamaño de Tandil”.
Tras enumerar las especialidades con las que cuenta el área, Macagno se refirió a otro tema importante: el recientemente incorporado tomógrafo, que tras unos días de su puesta en funcionamiento sufrió un desperfecto y se paró para repararlo. Sobre este tema, informó que “hoy (por ayer jueves) teóricamente viene la empresa que nos vendió el tomógrafo a recambiar el tubo que, por un hecho fortuito, se ha quemado, lamentablemente porque ha sido algo tan esperado por todo el ambiente hospitalario que espero que tenga solución pronta esta semana”. 
 
Su evaluación
de 2013
 
Por otro lado, a modo de evaluación de 2013, Macagno subrayó que “fue un año muy positivo para todos los hospitales, hemos adquirido un montón de tecnología durante 2012 y 2013, se generó la puesta en marcha de una terapia infantil, el recambio del tomógrafo y un servicio de diagnóstico por imágenes que ha sido modernizado en casi toda la aparatología”.
Remarcó como otra inversión muy importante “la digitalización de imágenes del servicio de diagnóstico, que lo que hace es que todas las radiografías, ecografías y tomografías accedan a la historia clínica digital que es el otro desarrollo que se ha generado a lo largo de los últimos años y que esperemos en 2014 terminar de ponerlo en marcha. Es la historia clínica única en todo lo que es el sistema público de salud”. 
 
El factor
humano
 
Asimismo, sobre la importancia de disponer en los centros de salud públicos de la ciudad con profesionales en las distintas especialidades, Macagno resaltó que “en todo lo que es el desarrollo de la salud lo más importante es el factor humano, y conseguirlo es difícil y formarlo es más difícil todavía”. 
Remarcó que “en los últimos años hemos tenido la falta de enfermeros y la falta de diferentes especialistas que en algunos casos se ha ido supliendo y completando, gracias a que Tandil es una ciudad muy atractiva para mucha gente y eso ha hecho que tengamos acceso en su momento de terapistas, de neonatólogos”.
Informó que “en este momento están viniendo los terapistas infantiles a la ciudad y diferentes subespecialidades”, pero insistió con que en lo que respecta a la enfermería “es un faltante no sólo a nivel local de Tandil, sino a nivel nacional y mundial. Es una especialidad que lleva una formación de varios años, cada vez más profesional, pero que tiene que tener un tenor de vocación muy importante para una especialidad que no es lo totalmente remunerada como debería, y eso genera que no haya tantos aspirantes para cubrir la necesidad de cargos que se generan, no sólo en los hospitales públicos sino en el sector privado también”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario