Se avanzará en la Justicia y se iniciará un sumario administrativo al enfermero que atacó a Gilabert

Así lo informó el subsecretario de Salud, Daniel Binando, a El Eco de Tandil, quien repudió lo sucedido y detalló que el tema va a continuar por dos instancias: por un lado la penal, que se formalizó con la denuncia radicada en la seccional Segunda, y seguramente –estimó- “pasará a todos los trámites en el fuero penal y con el fiscal, donde nosotros vamos a ratificar que se sigan las acciones penales”.

“Porque entendemos –argumentó el funcionario- que esto fue premeditado, no fue una cuestión de una discusión por un hecho laboral en el momento porque, por los antecedentes de empleados de la secretaría que nos comentaron que entraron este lunes a primera hora, la persona ya estaba y portando el objeto contundente con el cual el doctor Gilabert fue agredido”.

Remarcó que “el propio doctor Gilabert lo invitó a pasar a dialogar y explicarle por qué iba a seguir revistiendo en el Hospital, en el mismo lugar donde él siempre perteneció, y él le respondió con la agresión”.

Asimismo, confirmó que avanzarán además con la instancia administrativa interna en la que van a “juntar los antecedentes y, como corresponde con el procedimiento administrativo, vamos a iniciar sumario”. Aclaró en este sentido que si bien Gómez presentó “una licencia por enfermedad” desde el primer día que tendría que haber regresado al Hospital Municipal, mientras se realice el proceso sumarial, pedirán la suspensión de esta persona. “Haremos todas las consecuciones legales que tiene un pedido de sumario para deslindar responsabilidades y, también, posibles sanciones que pueden llegar a ocurrir, de acuerdo a lo que se determine en el sumario”, dijo.

Consultado si existe la posibilidad de que el profesional sea cesanteado, afirmó que “sí” porque –señaló- “hay un artículo en la Ley 11757 que dice específicamente que ningún agente público y municipal -en el caso de esta ley, que es la del empleado municipal-, puede tener comportamientos que no corresponden a un lugar de trabajo, ni con sus compañeros y menos aún con sus superiores, y esto ha sido una agresión, así que la misma ley establece que esto es posible, el ser cesanteado”.

 

Los pasos administrativos

Indicó que “los sumarios tienen un proceso y luego va a la junta de disciplina, que es la que determina, recomendando al Intendente, cuál es la acción a seguir. Si no se siguen los mismos pasos que establece la ley, los sumarios no tienen efectividad. Por lo tanto, esto lleva un trámite de cierto tiempo en que se terminan sumarios, se piden las declaraciones a las personas testimoniales y de los que están imputados, y después se resuelven las sanciones o no, en la junta de disciplina”.

Mientras tanto, confirmó que Gómez seguirá suspendido, “eso lo vamos a pedir a secretaría, creo que en las próximas 24-48 horas vamos a estar elevando el decreto correspondiente al Intendente”.

Por otro lado, Binando ratificó lo dicho por el director Gilabert, quien expresó estar sorprendido por lo sucedido porque no es usual que ocurran estas cosas dentro del área de Salud. En su caso particular, el subsecretario del área manifestó que “hace  tres años, más los que estuve en la Dirección, sí hubo agresiones entre el personal mismo, que muchas veces hemos tenido que sumariar y hemos hecho los sumarios del caso, pero nunca contra una autoridad de este tipo, es más que sorprendente, además de la forma premeditada que pasó”.

 

Las reuniones previas

Confirmó además que “este tema fue conversado, hablado con el Sindicato, a mí el Sindicato me llamó en la víspera de Navidad y Año Nuevo para ver cuál iba a ser la cuestión que revista este agente, se explicó todo, se habló con personas que son representantes del gremio, por lo tanto se sabía que volvía a prestar su trabajo en el área del cual es originario, volvía al Hospital Santamarina”.

Previamente, informó que “se nos pidió que lo probáramos en Atención Primaria, asistí a una reunión con él y el doctor Gilabert, y le explicamos que esto iba a ser una evaluación de seis meses y de acuerdo a las necesidades del área y de cómo él se integrara a las características que necesita un enfermero en Atención Primaria, se iba a resolver, nadie le dijo que iba a perder su puesto de trabajo y esto es un Sistema Integrado de Salud donde alguien puede llegar a dar prestaciones tanto en el área de Atención Primaria como en la hospitalaria”.

 

La situación del enfermero

Consultado sobre la situación laboral de Gómez, indicó que “él tiene un oficio, un título de enfermería, es muy claro cuáles son las funciones y responsabilidades que se tiene en el área de Salud siendo enfermero, cómo tiene que actuar una persona ante los pacientes y los distintos integrantes de los equipos de salud, con médicos, autoridades, jefes, etc., y por lo tanto uno es enfermero –más allá en lo que se haya especializado- tanto en un ámbito hospitalario como en el primer nivel de atención”.

Sobre la situación personal del enfermero, informó que “tiene algunos problemas médicos por los que estuvo de licencia y se atendía médicamente, puede ser que se haga algún tratamiento psicológico, de hecho en la salud es un lugar donde, por el mismo tema, es de alta situación estresante. No recuerdo de cuando era director de haber tenido inconvenientes con él, pero no sé su legajo, si ha habido problemas internos con sus compañeros y se haya subsanado dentro del mismo área, dentro del hospital que estaba”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario