Se cayó el juicio político contra el fiscal Campagnoli

Es que el plazo de 180 días para someterlo a proceso y determinar si incurrió en mal desempeño de sus funciones vence esta medianoche y, con ello, quedó en el camino la posibilidad de escuchar a los testigos, los alegatos de las partes y el veredicto.
Ese plazo establecido en el reglamento había empezado a correr en diciembre pasado, cuando se le inició el proceso impulsado por la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, pero que una vez encaminado derivó en una serie de irregularidades.
El fiscal, ya repuesto en su cargo, había sido suspendido por la procuradora por abusar de su competencia e investigar al empresario kirchnerista Lázaro Báez por presunto lavado de dinero cuando no tenía jurisdicción para hacerlo.
Al caerse definitivamente la acusación, Campagnoli no podrá volver a ser juzgado por este hecho, aunque sí por otros en caso de serles iniciados.
El juicio político se encontraba suspendido desde hacía semanas, luego de que una serie de planteos trabaran el proceso oral, a partir de sucesivas recusaciones y excusaciones.
Había comenzado el 16 de junio pasado y un día antes del veredicto la jurado María Cristina Córdoba, representante por la Defensoría General de la Nación, adujo estrés laboral y tomó licencia.
El integrante del jury fue reemplazada por Nicolás Toselli, pero el proceso de designación superó los diez días en los que un juicio puede estar suspendido y el tribunal nunca más se reunió ni terminó de definir su integración.
En el medio, y por cuatro votos contra tres, el jurado le levantó la suspensión a Campagnoli, que volvió a su Fiscalía de Nuñez-Saavedra y finalmente se le devolvió su personal y recompuso su salario.
Si bien el juicio estuvo pendiente nunca se reanudó, y ahora se cae la acusación al vencerse los plazos: incluso, trascendió que hubo un acuerdo entre Campagnoli y Gils Carbó para que ello ocurriera, a través de una reunión el 31 de julio pasado. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario