Unas 80 personas se manifestaron contra la discriminación en el Día de la Visibilidad Lésbica

Ayer en horas de la tarde la comunidad lésbica en Tandil se manifestó contra la discriminación en un evento que se realizó en la Glorieta de la Plaza Independencia y que incluyó una marcha en el marco del Día de la Visibilidad Lésbica.

El encuentro comenzó a las 18 cuando se realizó una mateada y picnic en la Glorieta de la Plaza Independencia. A las 18.30 se llevó adelante un picadito de fútbol en homenaje a Higui, una lesbiana que está presa tras asesinar a uno de los 10 hombres que intentaron violarla.

Luego, a las 19 se llevó adelante una marcha alrededor de la Plaza Independencia, con el fin de visibilizar el lesbianismo y decirle no a la discriminación. La llamada “caravana de la justicia” comenzó cuando unas 80 personas se encolumnaron detrás de la obra realizada por la artista Natalia Fernández Cisneros, una vagina gigante con dientes, que representa la libre sexualidad y el romper con los mandatos y los prejuicios.

Con carteles como “Libertad para Higui”, “Visibilidad o barbarie”, “prendamos fuego los armarios”, “basta de lesbofobia”, “somos tortas, podemos ser pasteles”, “orgullosa de ser torta”, “la vida es corta, hacete torta” buscaron visibilizar su condición sexual en una sociedad que consideraron aún ejerce discriminación en algunos ámbitos.

Además, lanzaron un mensaje al pasar por la Parroquia Santísimo Sacramento contra la iglesia católica que “se quiere meter en nuestra cama”.

Visibilidad lésbica

Mariana Dátola, una de las organizadoras del evento, explicó que “el Día de la Visibilidad Lésbica surge a partir de que un 7 de marzo de 2010 asesinaron a Pepa Gaitán, una chica lesbiana de un barrio de Córdoba, que el padrastro de su novia le disparó por la espalda y la mató. Una vez que fue el fallo le dieron 14 años a este sujeto, la Justicia es bastante machista a la hora de condenar”.

“El otro caso que tenemos presente es el de Higui, una chica que iba a ser violada entre 10 tipos, ella se defendió y mató a uno de ellos y está presa, todo esto tiene que ver con cuestiones de homofobia, odio, y entonces la comunidad lésbica decide llamar el 7 de marzo conmemorando la muerte de Pepa Gaitán para informar, transmitir, expresar que no somos invisibles”, sostuvo.

Y enfatizó que “las lesbianas no son solamente las mujeres que gustan de otras mujeres, sino que somos las que rompemos, las que nos comprometemos en la lucha por estas cuestiones”.

Los avances y
lo que falta

Por su lado, Gisela Giamberardino expuso que “me parece que la contradicción central sigue siendo la educación sexista y binaria, que los varones heterosexuales tienen que responder a determinada expectativa de rol y las mujeres también. Me parece que los avances siempre se dan colectivamente y en ese sentido hay muchos grupos de lesbianas, pero también del feminismo”.

“Avances ha habido, de hecho hoy tenemos legislaciones, Mariana (Dátola) y Natalia están casadas, hubo decisiones políticas y un Estado que permitió un avance, el cual no fue un regalo, sino que es resultado de las luchas históricas”, manifestó.

En tanto, resaltó que “no en todas las plazas del país hace unos años te podías manifestar de esta manera. Una sociedad donde podemos visibilizar los distintos amores hace una sociedad más equitativa, a veces va por imitación el crecimiento, ver a mujeres que aprendieron a amar a una mujer da la posibilidad a las nuevas generaciones de empezar a pensar en opciones que antes no pensaban”.

“Hemos avanzado pero considero que falta, por un lado políticas de Estado de reconocimiento, cuidado, contención pero también decisiones individuales de cada una de nosotros de poder vivir con alegría nuestras elecciones afectivo sexuales”, enfatizó en diálogo con El Eco de Tandil.

Y explicó que “el recorrido de la marcha tiene que ver con los puntos de poder, la iglesia, la Municipalidad, la universidad, también las ciencias tienen una matriz heterocentrada, y eso influye en como cada una de nosotras mujeres lesbianas, porque existimos dentro de esas instituciones”.

A lo que Mariana Dátola agregó que “pese a todos los avances que hubo todavía los actos de discriminación siguen existiendo. Por eso este día, por eso salir a la calle, mostrarnos en una ciudad como esta, este pueblo que tiene que tener su primer Día de la Visibilidad Lésbica”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario