Se completó la construcción del pozo de bombeo para extender la red cloacal

Días pasados, el intendente Miguel Lunghi recorrió la zona de la calle Darragueira en su cruce con el arroyo Langueyú, donde ya se encuentra funcionando el pozo de bombeo y la cañería de impulsión que beneficiará a cientos de familias que viven al Norte de la Ruta 226, ya que facilita la extensión de la red cloacal en esa zona.

Acompañado por el secretario de Planeamiento y Obras Públicas de la comuna, Roberto Guadagna y el subsecretario del área, Pablo Ceriani, el jefe comunal explicó que esta obra “es muy importante porque hasta hace poco tiempo toda la barriada al oeste del Langueyú no tenía posibilidad de acceder al servicio de cloacas y el rebombeo facilitará la extensión de la red”.

Ceriani por su parte estimó que unos mil quinientos vecinos de la zona se verán favorecidos por la construcción del pozo y la cañería y estimó que la cobertura abarcará una superficie superior a las veinte hectáreas.

“Enfrentamos dificultades económicas como en todos lados, pero hay necesidades de los vecinos que no pueden esperar y en la medida de lo posible seguimos avanzando con las obras para la integración y el desarrollo que nos hemos propuesto”, agregó Lunghi.

La iniciativa se encuentra ubicada en el sector de la ciudad comprendido por la calle Lavalle al 1600, ruta nacional 226 y calle Patagonia. Su emplazado permite cruzar el sistema de cloacas por debajo del Langueyú y extender la red domiciliaria a las familias que viven del otro lado del arroyo, en la zona al noroeste del cauce.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario