Se complica para el oficialismo la votación en el Senado

De este modo, cuando resta definir la situación de cinco senadores, la cuenta favorece provisoriamente a la oposición por 34 sufragios a 33, aunque los guarismos son muy volátiles a dos días de la crucial votación en la Cámara alta.
“La situación está complicada”, admitió un vocero del bloque oficialista, que hasta el fin de semana pasado sostenía que el sí se iba a imponer sin dificultades, pero de todos modos en esa bancada confían en lograr al menos cuatro de los cinco votos aún en duda, tres de los cuales pertenecen a su propio bloque. Quienes todavía no se definieron son los oficialistas Ramón Saadi (Catamarca), Ada Maza (La Rioja) y Adriana Bortolozzi (Formosa), el arista fueguino José Martínez, y el radical K Emilio Rached (Santiago del Estero).
Por la mañana, el primer desaire que sufrió el jefe de la bancada del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, sucedió cuando la chaqueña Elena Corregido se presentó en su despacho para avisarle que decidió votar en contra, minutos antes de a hablar con los medios. “Perón no me perdonaría que votara por disciplina partidaria”, dijo luego al explicar porque no acatará la orden de respaldar el proyecto oficial.
También por la mañana, la riojana Teresita Quintela -a quien los medios consideraban que iba a votar a favor- criticó en declaraciones radiales el proyecto oficialista, y anticipó: “mi voto será negativo porque considero inconstitucional y confiscatoria a la resolución 125”. Quintela fue llamada esta noche a la Casa Rosada con la clara intención de convencerla para que revierta esa postura que podría ser crucial ante la paridad existente. Criticó luego la manera en la que el Gobierno manejó este tema, al sostener que “hay que convencer más que presionar”. Voceros del bloque admitieron luego que la posición de Quintela estaba en duda, pero que confiaban que finalmente se iba a alinear con la tropa propia.
Además, se supo que el voto de la otra senadora riojana, Ada Maza, se encuentra ahora entre los dudosos, luego de que hasta la semana pasada se le atribuyera la intención de votar por el sí. También se expresaron en contra este lunes los senadores Horacio Lores, del Movimiento Popular Neuquino, y la arista fueguina María Díaz. Lores explicó que votará en contra si el oficialismo no acepta abrir la discusión para modificar el texto que tiene media sanción de Diputados, y en idéntico sentido se pronunció Díaz. “Alenté hasta último momento la esperanza de modificar el texto que vino de Diputados, pero cuando el oficialismo se negó a modificar siquiera una coma resolví votar en contra”, indicó la legisladora fueguina. En el caso del también arista José Martínez, hasta ahora eludió pronunciarse en público, y anunció que dará a conocer su voto el miércoles momentos antes del inicio de la sesión.
Por su parte, el senador de la Coalición Cívica Samuel Cabanchik consideró hoy que “ninguno de los actos” que harán mañana los ruralistas y el kirchnerismo ejercerá presión sobre los legisladores, al sostener que “en el fuero íntimo cada uno debe tener sus votos decididos, aunque aún no lo hayan hecho público”. Cabanchik advirtió que “si el oficialismo insiste” con el proyecto de retenciones móviles aprobado por Diputados “el conflicto se va a potenciar”.
“Lo mejor para la presidenta Cristina Kirchner sería que del Senado salga un proyecto superador que el que aprobó Diputados, que es un proyecto malo”, subrayó.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario