Se declaró “inocente” el sospechoso de haber asesinado a puñaladas a la dueña de una chacra en Balcarce

El sospechoso de haber asesinado de cinco puñaladas a la dueña de una chacra del partido bonaerense de Balcarce y luego haber dejado el cadáver quemado al costado del auto de ella incendiado, se declaró ayer inocente ante la Justicia, informaron fuentes judiciales.
Se trata de Juan Antonelli (69), quien ayer declaró ante el fiscal Roberto Moure, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Balcarce, descentralizada del departamento judicial Mar del Plata, por el delito de “homicidio” en perjuicio de Olga Bianchini (62).
El hombre permaneció internado desde el lunes en el Hospital Interzonal General de Agudos (Higa) de Mar del Plata a raíz de una afección cardíaca pero esta misma tarde fue dado de alta y pudo declarar en los tribunales locales.
Fuentes judiciales informaron a Télam que Antonelli negó haber cometido el crimen, afirmó que tiene testigos para demostrar que no estuvo en el momento y lugar del hecho y aclaró que las lesiones que presenta en el rostro se las provocó “cortando leña”.
El empleado que trabajaba en la chacra de la víctima continuará detenido en la cárcel de Batán a la espera de las medidas previstas por el representante del Ministerio Público que tendrán como objetivo verificar su testimonio, dijeron los voceros.
El hecho fue descubierto cerca de las 17 del domingo en el interior de un establecimiento rural lindero a la planta de la empresa semillera Nidera, a unos 300 metros de la ruta provincial 55, en proximidades a las vías del ferrocarril de Balcarce, ciudad ubicada a 65 kilómetros de Mar del Plata.
Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que la investigación comenzó cuando el cuartel de Bomberos de Balcarce recibió una llamada de una persona que alertaba sobre el incendio de un auto en un camino vecinal, por lo que una dotación se dirigió al lugar.
El personal que llegó al lugar apagó las llamas que destruyeron un auto Citroen C3 y halló el cadáver de la mujer a un costado del vehículo.
Los investigadores identificaron a la mujer fallecida como Bianchini, quien era dueña de una chacra, vivía en Balcarce junto a su madre, anciana, y estaba separada de su marido desde hace años.
Además, los pesquisas determinaron que la mujer había vivido varios años en Canadá y que había regresado al país hace un par de años para hacerse cargo del campo.
Los policías que revisaron el lugar donde estaba el cuerpo, hallaron el teléfono celular de la víctima, pero totalmente calcinado, como así también algunos objetos personales.
Si bien en principio se mantenían dudas respecto al móvil del hecho y hasta se suponía que podría haberse tratado de un suicidio, los pesquisas cambiaron la orientación de la investigación por la noche del mismo domingo.
Es que la Policía encontró las llaves del Citroen C3 tiradas en un camino de acceso al Tiro Federal, en calle 47 y Avenida Centenario, distante a unos 350 metros de la vivienda del sospechoso.
“Ese hallazgo nos permitió orientar la investigación hacia un crimen”, dijo a Télam un jefe encargado de la pesquisa, quien precisó que el resultado de la autopsia realizada el lunes confirmó que la mujer había recibido cinco puñaladas en la cabeza y que su cuerpo fue quemado cuando ya estaba muerta.
En ese marco, los investigadores interrogaron a distintos familiares, conocidos y amigos de la víctima y hasta los dos empleados que cuidaban el establecimiento rural de Bianchini, entre ellos Antonelli que finalmente fue aprehendido.
Las fuentes judiciales confirmaron que el hombre presentaba lesiones de rasguños en el rostro recientes que, se supone, pudieron haber sido causados por la víctima en su defensa.
Los efectivos policiales realizaron también un allanamiento en la vivienda del sospechoso, donde secuestraron un cuchillo tipo Tramontina y un auto Volkswagen Gol Country, ambos con manchas de sangre.
Una de las hipótesis es que el crimen pudo haber sido cometido durante una discusión entre la mujer y el empleado por una deuda laboral, dijeron las fuentes.
La investigación del hecho está en manos de policías de la comisaría de Balcarce, que trabajan bajo las órdenes del fiscal Moure, quien por ahora caratuló la causa “homicidio simple”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario