Se desarrolla la campaña nacional de prevención del cáncer de piel

 

 

 

 

 

Como parte de las acciones previstas, durante toda la semana se atenderán consultas y se realizarán exámenes gratuitos en el Hospital Municipal Ramón Santamarina, a partir de las 8 horas, sin necesidad de sacar turnos anticipados y por orden de llegada.
La tarea estará a cargo de las profesionales del Servicio de Dermatología del Hospital público, las doctoras María Teerink y Bárbara Guanella.
La campaña es organizada por la Sociedad Argentina de Dermatología con el objetivo de captar pacientes con probabilidades de cáncer de piel.
Durante esos cinco días, en todas las ciudades del país, se brindará atención gratuita por parte de especialistas, realizándose a cada paciente una evaluación integral mediante un examen de todo el cuerpo, para poder detectar así aquellas lesiones ocultas como lunares plantales o en cuero cabelludo.
De esta manera se controlarán todas las alteraciones de la piel, desde lunares hasta manchas o lesiones que no cicatrizan o cualquier síntoma que resulte sospechoso.

15 formas de saber cuidarte y cuidar a los demás?

1. Estar alerta. La cara, la cabeza, la espalda, la planta del pie. Cualquier parte del cuerpo puede ser blanco del cáncer de piel. Consultar al dermatólogo ante cualquier duda.
2. Tipo de piel. Todas las personas deben cuidarse, pero especialmente las de piel y ojos claros. Aquellas que al exponerse al sol siempre enrojecen y nunca se broncean son las que deben estar más alertas. También las que tengan muchos lunares.
3. Hábitos. Quienes se exponen o se expusieron al sol en forma excesiva, o hayan sufrido quemaduras solares importantes, tienen mayor riesgo de padecer cáncer de piel, porque los efectos de los rayos ultravioletas son acumulativos y producen daños irreversibles en la estructura normal de la piel.
4. Herencia. Las personas con antecedentes familiares de cáncer de piel deben controlarse de cerca.
5. Señales. Algunos de los signos de alerta más frecuentes son la aparición de manchas o lunares nuevos o cambios de color, forma, textura o tamaño en los de siempre; heridas que no cicatrizan o cualquier mancha que pique, arda, se descame o sangre.
6. Aire libre. Cualquiera sea la actividad que se realice al aire libre, es importante estar siempre protegidos del sol, sin confiar en las nubes que permiten el paso de las radiaciones ultravioletas. No hay que olvidar que la arena, el agua y la nieve reflejan los rayos y aumentan su acción.
7. Mirar el reloj. Entre las 10 y las 16 elegí la sombra. En esas horas los rayos ultravioletas son más dañinos.
8. Protector solar. A hora de elegir un protector solar, preferí los de amplio espectro (que protejan contra los rayos ultravioletas B y A) y defactor de protección solar como mínimo 15 (para pieles muy claras o exposiciones intensas se sugiere un FPS no menor a 30). Recordá colocarlo treinta minutos antes de cada exposición y renovarlo cada dos horas.
9. Objetos aliados. Gorros, remeras y anteojos de sol con filtro UV ayudan a reforzar la protección contra las radiaciones ultravioletas.
10. Tu familia. Cuidar a los tuyos también en cuestiones de piel. Si hay chicos en casa, antes del primer año de vida no deben ser expuestos al sol. En caso de exposiciones ocasionales a partir de los seis meses pueden usar protectores solares.
11. Futura mamá. Las embarazadas deben reforzar la protección contra las radiaciones ultravioletas, ya que los cambios hormonales propios de esta etapa provocan alteraciones en la coloración de la piel, que se agravan con la exposición al sol.
12. La belleza. El sol y las camas solares aumentan sensiblemente el riesgo de padecer cáncer de piel y producen un envejecimiento prematuro (arrugas y manchas).
13. El espejo. El cáncer de piel no sólo aparece en las partes del cuerpo que estuvieron expuestas al sol. Es importante realizarse un autoexamen en forma periódica, de frente y de espalda, con la ayuda de espejos. La cara, la cabeza, la espalda, el cuello, el pecho, los hombros, las axilas, los brazos y antebrazos, las manos, las uñas, glúteos, los genitales, los muslos, las piernas, las plantas de los pies…Las manchas sospechosas pueden aparecer en cualquier sitio.
14. Las estadísticas. El cáncer de piel es la forma más común de cáncer en el ser humano. La exposición reiterada a las radiaciones ultravioletas (provenientes del sol o de camas solares) es la causa más frecuente y la única que tiene prevención.
15. Tu dermatólogo. Es importante visitarlo al menos una vez al año. Él es quien más sabe de la piel, quien mejor puede controlarla y enseñarte a cuidarte.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario