Se desechó una gran cantidad de vacunas por falta de refrigeración en el Centro de Salud de Maggiori

Si bien el refrigerador fue retirado para su reparación -hace una semana- todavía no ha sido restablecido y aún persiste el mismo inconveniente.

Así lo informó a El Eco de Tandil Mónica Sánchez, enfermera del Centro de Salud, al explicar que “lo que está sucediendo es de público conocimiento, sé que fue una iniciativa de los propios vecinos. La respuesta que nosotros les estamos dando es lo que todo el mundo sabe: en este momento, en el Centro de Salud Maggiori, no se vacuna porque la heladera está rota”.

Ratificó que “nosotros tuvimos la rotura de la heladera, la cual se han decomisado dosis -por supuesto- porque tenemos que mantener las vacunas a una determinada temperatura, de 2 a 8 grados, si excede o baja de estos grados, la vacuna se pierde. Entonces, nosotros tenemos que hacer un decomisado, tirar las vacunas, porque no tienen el efecto que tienen que tener”. 

Sánchez informó que “cuando se rompe por primera vez la heladera, esas vacunas lamentablemente, digo esto porque sabemos el costo de la vacuna y la importancia que tiene, y sobre todo para los centros de Salud que somos vacunadores, pero eso nos excedió, esto no tiene nada que ver con la Dirección ni con nosotros que somos los centros de Salud, se perdieron las dosis”.

Advirtió que ante esta falla, “la mandaron a arreglar y tardaron aproximadamente una semana, luego volvimos de a poco a adquirir las dosis desde el vacunatorio del Hospital de Niños, fuimos reponiendo dosis, algunas están en falta, por ejemplo, la pentavalente, pero falta en todos los centros de Salud, no sólo acá”.

Pero el refrigerador volvió a romperse y “por suerte”, dijo, como los profesionales tienen un termómetro dentro de las heladeras de vacunas que tienen que controlar a diario, por el riesgo a perderlas, Sánchez contó que “con mi compañera miramos que excedía el límite, pero -por suerte- las pudimos recuperar porque tenemos un tiempo que las vacunas pueden estar sin esa temperatura”.

Frente a este nuevo infortunio, la profesional contó que “avisamos en seguida a la Dirección de Atención Primaria y Vacunación, y vinieron a recuperar esas vacunas, o sea que la segunda rotura de la heladera las vacunas están recuperadas y fueron depositadas en el vacunatorio del Hospital de Niños, es decir, las vacunas de este Centro de Salud -por segunda vez- no se perdieron, pero ya hace una semana que estamos sin heladera y estamos en una campaña nacional de vacunación que dura hasta el 31 de octubre. Si bien saben que es de 1 a 4 años, en este momento, no se la podemos estar brindando a la población”.

 

La pérdida de las dosis

Consultada sobre la cantidad de dosis que se han tenido que decomisar, Sánchez advirtió que “no tengo un cálculo exacto, pero se desecharon vacunas de todo tipo y siempre tengo un stock bastante amplio porque el grupo etario que corresponde a la vacunación infantil, en esta área programática, es grande, así que se perdieron dosis”.

Confirmó que dentro de esta pérdida, tuvieron que desecharse pentavalentes, que “era uno de los pocos centros de Salud donde había”.

Por otro lado, contó que ante esta situación, “nosotros tuvimos una reunión con la coordinación, ni con el director de Atención Primaria, digo como equipo de salud, ni con el subsecretario de Salud. Tuvimos una reunión de equipo, donde nosotros labramos un acta de la decisión que tomamos como equipo respecto a esto, de la importancia que le damos como equipo a la vacunación en este lugar, pero sólo tuvimos contacto con la coordinación, ni con la Dirección ni con la Subsecretaría de Salud”.

 

La prioridad, la salud de los niños

Por otro lado, la enfermera resaltó que “la única respuesta que tuvimos, quien se acercaron al Centro de Salud, fue el señor Pablo Bossio, porque nosotros tenemos en el área programática una Unidad Básica, donde los vecinos también fueron ahí a hacer el reclamo, así que los únicos políticos que se acercaron aquí para ver cuál es la situación fueron ellos”.

Por último, Sánchez advirtió que “la rotura de la heladera no fue culpa de nadie, ni de la Dirección ni de nosotros como integrantes de un equipo de Salud, lo que pasó es que creo que se tienen que tomar decisiones que a veces son indispensables y que tienen prioridades, prioridad en este momento es la salud de los niños y cómo la garantizamos, a través de las vacunas”.

Por eso, llamó a “dejar de lado ciertas cuestiones y poner empeño en conseguir una heladera, creo que ni siquiera tendría que ser una heladera reparada, es decir, esa heladera ya no sirve más. Necesitaríamos una en condiciones que pueda mantener las vacunas y no tener que estar lidiando a ver si perdemos la cadena de frío. Creo que es prioridad en este momento la heladera para vacunas” 
 

“Se perdieron más de 500 dosis de distintas vacunas”, confirmó Bossio

Tras haber visitado el Centro de Salud del barrio Maggiori,  el concejal del Frente para la Victoria, Pablo Bossio, ratificó en diálogo con El Eco de Tandil que “se perdieron más de 500 dosis de distintas vacunas porque la heladera hace 30 días que la mandaron a reparar y no la devolvieron”.

“Hay un acta donde los cuatro o cinco responsables del Centro firmaron y tienen la constancia de cada tipo de vacunas, qué cantidad de dosis tuvieron que tirar. Ellos no están vacunando porque no tienen heladera, pero no sólo eso, sino que tuvieron que tirar 500 dosis, frente a la escases de algunas vacunas”, lamentó Bossio.

“Lo que nos decían los médicos es que terminaron tirando vacunas con dificultoso stock. Dicen que la heladera volvió, a los dos días, se volvió a romper y que no se la vuelven a llevar porque dicen que no tienen presupuesto”, dijo el concejal.

De la pentavalente, detalló que “tuvieron que tirar 19 dosis, esto consta en el libro de actas del Centro de Salud. En total, tuvieron que desechar cerca de 500”, por lo que criticó que “no hubo una logística organizada para llevarlas a otro sistema de refrigeración”.

Los profesionales –contó- le transmitieron además que “cuando volvió la heladera ahora, uno o dos días funcionó, les repusieron vacunas y que al volver a romperse, la llevaron a un centro vacunatorio y están garantizadas todas las dosis y las tienen reservadas para la sala de salud de Maggiori”.

El edil aseguró que “las dosis de vacunas llegan, el problema es que acá claramente nos quejamos de que no llegó desde el Ministerio de Salud indicaciones frente a posibles casos de ébola, pero no podemos garantizar una heladera en un Centro de Salud Primaria, tienen que tirar 500 dosis, entre ellas, 19 de pentavalente” 

FALTANTE DE ESTA VACUNA EN TANDIL

Mezzina ratificó que la semana próxima estarían distribuyendo las pentavalentes

Por otro lado, tras el comunicado del Ministerio de Salud provincial, que informó que la semana que viene quedará restablecido el stock de vacuna pentavalente, que registró una demora en la provisión en algunos de los 1.753 vacunatorios públicos bonaerenses, el secretario de Salud, Vito Mezzina, confirmó el faltante en Tandil.

Cabe recordar que la pentavalente es una vacuna que protege contra la difteria, el tétanos, la tos convulsa, un tipo de meningitis y la hepatitis B. Se aplica a los bebés a los 2, 4 y 6 meses de edad.

“Estamos a la espera de que llegue la vacuna porque no tenemos existencia para la cantidad que necesitamos. Desde Provincia, nos informan que probablemente la semana que viene estarían distribuyendo las vacunas, un poco lo atribuyen desde el Ministerio, oficialmente, a que había una falta en la entrega de los proveedores internacionales; y por otro lado, nos dicen que había una retención en la aduana. No sabemos cuál es el motivo real, pero la semana próxima estarían distribuyendo ya la vacuna nuevamente”, confirmó el secretario de Salud local.

“Este faltante viene ya desde hace unas semanas pero ha llegado un momento que se acabó todo el stock que existía”, advirtió.

Por otro lado, en términos generales, resaltó que “venimos bien con la vacunación, hay un 82 por ciento del total de chicos a vacunarse, que se ha vacunado. Así que no estamos mal, pero ésta es una vacuna puntual que se indica a partir del segundo mes de vida, el segundo, cuarto y sexto mes, y obviamente su falta hace que los chicos no tengan la inmunización adecuada”

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario