Se entregaron las distinciones Eduardo Olivero

La ceremonia se llevó a cabo en el Salón Blanco de la Municipalidad y fue encabezada por el intendente interino Juan Pablo Frolik y el vicepresidente a cargo de la presidencia del Concejo Deliberante, Néstor Müller. Además de representantes de las fuerzas vivas de la comunidad el recinto fue colmado por vecinos, familiares, amigos y docentes de los niños y jóvenes distinguidos.

Como es habitual desde su institución en 2001, los premios Olivero resaltan a jóvenes que durante el año hayan llevado a cabo acciones fuera de lo ordinario. De acuerdo al decreto que lo instituye, el premio se otorga “a jóvenes y grupos de jóvenes menores de 22 años, de ambos sexos, residentes en el partido de Tandil, que por su labor diaria y/o sostenida en el tiempo, hayan sido protagonistas de hechos excepcionales que los distingan por su valentía, perseverancia, ejemplo de conducta y por su espíritu de sacrificio para hacer frente a la adversidad, por su trabajo solidario, su abnegación y entrega al prójimo”.

El premio Eduardo Olivero se plasma en una medalla con la imagen del aeroplano que sobrevoló por primera vez esta ciudad el 14 de julio de 1914, tripulado por el reconocido aviador en cuyo honor se instituyó la distinción.

 

Los distinguidos

 

Este año el Olivero fue compartido por seis jóvenes, en dos grupos. Delfina Frolik y Martín Uranga Vega formaron equipo para ganar en 2012 la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología que los catapultó a la Feria Internacional realizada en los EE. UU. Allí se destacaron en la categoría Ingeniería Civil y de la Construcción por su invención; un ladrillo ultraliviano, económico y resistente fabricado con materiales de reciclado.

Los restantes cuatro adolescentes fueron propuestos por haber desplegado acciones en salvaguarda del patrimonio natural, cultural y religioso de la ciudad. Se trata de Nicolás Spotorno, Francisco Gutiérrez, Tobías Donovan y Nicolás Iolster, alumnos del colegio Santo Domingo que, en marzo pasado, en ocasión de encontrarse realizando tareas de limpieza en el marco de un programa de mantenimiento en el Monte Calvario, combatieron y evitaron que se extendiera un incendio desatado en cercanías de donde se encontraban, producto de las altas temperaturas y la sequía imperantes.

Además de las distinciones se entregaron tres menciones. La primera a Melina Fernández Guzmán por su compromiso con los estudiantes del Instituto de Profesorado de Arte 4 “Escultor Carlos Allende”.

La segunda a Carolina Emaldi, quien junto a sus compañeras de 4º B del turno mañana de la Escuela 11 llevó adelante la iniciativa de recolectar tapas de bebidas gaseosas para colaborar con el Hospital de Niños. A pesar de que en algún momento sus compañeras desistieron en la tarea, ella perseveró en la propuesta.

La mención restante fue recibida por Jorge Canale, un joven que a diario busca la superación personal a través del deporte. Desde sus inicios en 2006, en el club Villa Aguirre, ha demostrado un gran espíritu deportivo, compromiso con la institución y valores de solidaridad y altruismo con sus pares, además de una conducta ejemplar. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario