Se frustró la revancha por falta de iluminación

"Se esperó un tiempo prudencial (70 minutos) y lamentablemente no se pudo solucionar el desperfecto lumínico. Es algo ajeno a nosotros", le dijo Lerche a Télam. "Los jugadores de Brasil tienen que volver a su país y nosotros debemos devolverles los futbolistas a los clubes", agregó el titular de Colón de Santa Fe.
Y cerró: "Nunca pensamos en jugarlo mañana. Aún no se definió si se jugará en otra fecha".
Previamente, a las 22.31, el chileno Enrique Ossés, encargado de arbitrar el clásico, había señalado: "Esperamos un tiempo prudencial y no se solucionó el tema de la iluminación. Con esta luz no se puede jugar. Vamos a esperar a las 23 porque me dijeron
que se iba a arreglar". Y en relación a ese tema, a las 23, Guillermo Tofoni, agente
FIFA y titular de la empresa World Eleven (agente oficial de los partidos del seleccionado argentino), sostuvo en un principio: "se tiene que jugar hoy o mañana. Pero tendría que ser a la tarde para no arriesgarnos a esto (por el corte de energía) de nuevo".
Pero de inmediato se desligó del tema y se corrigió: "Esto es ajeno a la organización. Ya buscaremos una nueva fecha".
"Llevamos 200 partidos internacionales como agencia y nunca pasó esto. Alguna vez iba a suceder. Y lamentablemente fue en una provincia (Chaco) que apuesta fuerte al deporte. Es una pena por la gente", se lamentó.
A esa altura de la noche, todos los jugadores, tanto argentinos como brasileños, ya pensaban en el regreso a sus respectivos clubes para jugar durante el fin de semana. "Los brasileños tenían que estar sí o sí en San Pablo a las 2.40. No se podía esperar más", apuntó a su turno Juan Carlos Crespi, vicepresidente de Boca Juniors e integrante de la
delegación nacional.
La razón de la suspensión: problemas en las torres de iluminación  de la platea Sur. Funcionaban apenas 8 de los 60 focos de la zona. Eso selló la suerte del partido revancha del Superclásico de las Américas. Entonces aún manda Brasil por el 2-1 de la ida jugada
en Goiania hace dos semanas. Y la definición del duelo entre argentinos y brasileños, por ahora, quedó incierta.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario