Se impidió la toma de posesión de los dos kirchneristas en la AGN

El presidente de la Auditoría General de la Nación (AGN), Leandro Despouy, levantó hoy la sesión quincenal de auditores, tras un pedido formulado por la oposición, y de esta manera les impidió la toma de posesión a los auditores designados por el oficialismo de la Cámara de Diputados, Julián Álvarez y Juan Ignacio Forlón.

Despouy formalizó la suspensión -tal como lo anticipó NA- luego de haber mantenido un encuentro el martes en la Cámara de Diputados con los bloques de la UCR (su partido), el PRO, el Frente Renovador y la Coalición Cívica-ARI para analizar la situación.

Las bancadas opositoras consideran que las designaciones de Álvarez y Forlón, dirigentes de La Cámpora, fueron realizadas de manera “ilegal” y “extemporánea” la semana pasada en una escandalosa sesión en la Cámara baja, de la que se retiraron por considerar que los auditores deben ser designados después de la renovación de autoridades del próximo 10 de diciembre.

Despouy le comunicó internamente al colegio de auditores sobre la suspensión de la reunión hasta el próximo miércoles 25 de este mes, debido al pedido de auditores y sin exponer argumentos.

Voceros de los auditores recientemente nombrados -que reemplazan a los peronistas Oscar Lamberto y Vicente Brusca- anticiparon a NA que protestarán por la decisión del radical Despouy, porque consideran que “todo está en regla”.

Álvarez y Forlón se habían presentado este miércoles al mediodía para debutar en sus cargos, pese a que Despouy tenía previsto levantar la reunión, y estuvieron esperando una notificación formal.

De todas maneras, Álvarez y Forlón ya se instalaron en las oficinas que les dejaron, respectivamente, Lamberto y Brusca, quienes se desempeñaron, como manda la ley, durante ocho años como auditores de la AGN.

Mientras tanto, en la señorial sala de reuniones de la AGN, ubicada en el primer piso del edificio de Rivadavia 1745, a metros del Congreso, estaba todo listo para empezar la sesión, que finalmente no se realizó.

La AGN es un órgano de control encargado de fiscalizar la gestión y las finanzas del Estado: cuenta con un presidente, puesto por la principal oposición al Gobierno, y seis auditores (tres por Diputados y tres por el Senado) que se distribuyen en cada cámara en dos por la mayoría (el Frente para la Victoria) y el restante, por la primera minoría (la UCR).

El organismo celebra una reunión del colegio de auditores cada quince días, en las que se tratan los informes sobre el funcionamiento del Estado. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario