Se inaugura la muestra “Herencia y diferencia?

Rut y Silvia Rubinson

 

Las artistas celebran a través de esta muestra el encuentro de culturas que a lo largo de los tiempos conformó la argentinidad. Rollos desplegados, cual historia que se va inscribiendo, intervenidos por las creadoras conviven con un texto en distintos idiomas. Como una declaración de principio, el texto ilustra el espíritu que consolidó nuestra identidad.

Se valen de la litografía, el aguafuerte, la costura y los objetos para atreverse a los sueños con insistencia y silenciosa osadía. En las valijas de Rut habitan el microcosmos que uno arma y se lleva consigo. Hombrecitos que van hacia algún lugar, hilos que marcan una senda y valijas misteriosas exponen un mundo tan metafísico como terrenal, tan incierto como real.

A través de sus manchas y grafismos, Silvia nos muestra el presente, el tiempo pasado. Ambas arman barquitos de papel intervenidos que navegan en la imaginación y un manifiesto traducido a diversos idiomas por hijos o nietos de inmigrantes.

Reinventan sus raíces en lengua nueva, peleando por los ideales con tenacidad creativa. Amalgaman en su identidad lo mejor que traían con lo nuevo que encontraron, construyendo y construyéndose en una síntesis novedosa, vital y enriquecedora.

 

Cultura e inmigración

 

La cultura en la que uno nace y crece no es, pues, algo irrelevante o algo accidental de lo que se puede fácilmente prescindir, sino que configura la identidad personal, la singularidad de cada uno. Por tanto, el conocimiento de uno mismo, así como la forma de aprehender la realidad que nos rodea no puede prescindir de esos matices o tintes culturales que hemos ido asumiendo en un contexto cultural determinado.

Esos hilos culturales asumidos en la propia identidad, esos destellos identitarios conforman, de alguna manera, las trayectorias vitales. Lo diverso, la pluralidad, la diferencia, nunca es un factor empobrecedor. Estas diferencias asumidas en la interculturalidad son factores enriquecedores.

Crítica de obra

 

El reconocido artista plástico argentino Luis Felipe Noé nos dice sobre “Herencia y diferencia”: “Por tercera vez -y siempre variando el enfoque de la cuestión- las hermanas Rut y Silvia Rubinson abordan el tema de la inmigración. Pero en esta oportunidad, la propuesta es visualmente sinfónica. En ocasión del bicentenario de nuestro país, esta exposición es un gran homenaje a aquellos que -como ellas han escrito- “reinventaron sus raíces en lengua nueva, jugándose por los ideales con tenacidad creativa”. En  la actual muestra instalación, han optado por el nombre “Herencia y diferencia”: “En ese abrazo entrañable respetaron ‘Herencia y diferencia’, forjando presente y futuro de esperanza”. Esta frase la repiten como leit motiv en un texto que constituye el manifiesto -escrito en numerosos idiomas- de esta  muestra, caracterizada por la presencia de grandes rollos de papel donde  desarrollan sus obras. Desde la antigüedad, se asocia a rollos el relato de la vida de los pueblos, algunos adquiriendo carácter de escrituras sagradas. Es que en este caso se trata de la memoria de nuestra nación, que a su vez es producto de la convergencia de personas provenientes de una gran cantidad de otros países y también de los pueblos originarios.

Esta muestra instalación estará vigente en las salas del Mumbat, Chacabuco 353, con entrada libre y gratuita hasta el 20 de octubre.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario