Se normalizó la situación en la Escuela 22

Norma López, directora de la Escuela 22, ubicada en avenida Juan B. Justo, dio a conocer que el establecimiento retornó a su normalidad, tras las tareas de limpiezas realizadas en el tanque y las cañerías de agua.

Como se ha informado, hace unas semanas, el padre de uno de los alumnos que concurre al establecimiento comunicó a las autoridades escolares que su hijo le confesó que había tirado veneno para hormigas en el tanque de agua.

De inmediato se tomaron las medidas del caso -la suspensión de clases- y se dio aviso a la Dirección de Bromatología, a la vez que se realizó una denuncia en la fiscalía.

Tras las tareas de limpieza, el establecimiento volvió al dictado de clases, pero con las canillas selladas. En las últimas horas, se realizaron los correspondientes análisis, que determinaron que el agua es apta para el consumo humano.

Así lo hizo saber la directora, quien agradeció a Bromatología y a la Dirección de Obras Sanitarias. Asimismo, puso de relieve la colaboración de todo el barrio, que acercó agua mineral para el consumo de los chicos, además de alimentos para que el comedor que funciona el establecimiento continuará con su actividad normal.

De esta manera, en el reinicio del ciclo lectivo, la situación en la Escuela 22 será totalmente normal.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario