Se realizó un intenso rastrillaje en la zona del Lago en busca del abuelo desaparecido

Hasta ahora y culminado el operativo de ayer, no existe ningún indicio sobre su paradero.

El rastrillaje comenzó en horas de la mañana, alrededor de las 9.30, con el objetivo de “agotar todas las instancias”, tal cual lo explicó en diálogo con El Eco de Tandil la titular de la Sub DDI local, Patricia Perrota.

Una dotación de Bomberos trabajó en las aguas del Lago, en un kayak, en el sector de las compuertas. En paralelo, se encontraba sobre una de las orillas, personal de la seccional Primera y, en la otra, personal de la sub DDI, realizando las tareas.

En el marco de la investigación, Perrota indicó que “vamos agotando todas las posibilidades, al no tener aportes de la población, consideramos que el señor se pudo haber perdido por el antecedente que teníamos y el Dique es una posibilidad que no podemos descartar”.

Expuso que “es una medida para cubrir todos los espectros” y que para concretarla se había pedido colaboración a Bomberos, aclarándoles que “no había antecedentes de ningún tipo, pero es una medida más que se hace para agotar las instancias”.

Por lo pronto, indicó que estiman que “era un señor sumamente mayor, la familia nos dice que estaba bien de salud, pero le pudo haber pasado algo producto de su edad, se pudo haber extraviado, nosotros no vamos a descartar nada”.

“El Dique era una posibilidad como se hizo ayer (por el miércoles) el avistaje aéreo a cargo de la seccional Primera, se pidió además ayuda a la Patrulla Rural para que haga una evaluación”, especificó Perrota.

“Al no tener indicios –continuó- se van haciendo distintas actas de relevamiento de diligencias como puede ser el Dique, en los caminos rurales, el avistaje aéreo que hizo el comisario de la Primera con colaboración del Aero Club, se trajeron perros para trabajar en la zona de la casa de la hijastra. Son todas dirigencias que se van haciendo para que no nos quede nada descubierto”.

La titular de la sub DDI indicó además que este lunes a la mañana “el comisario de la Primera fue personalmente a San Manuel a entrevistarse con una sobrina de Gómez, pero no sabía nada”, aclarando que previamente se había tomado contacto con ella, pero -en ese entonces- tampoco tenía noticias.

 

Los datos

 

Cabe recordar que Leonardo Gregorio Gómez, domiciliado en Pellegrini 142, había ido a celebrar el año nuevo a la casa de Liliana Mabel Cantarelli, hija de una pareja suya que falleció, pero con quien se siguió tratando.

A raíz de la denuncia efectuada por la mujer en la comisaría Primera el 4 de enero pasado, se labró un acta caratulada como “Averiguación de paradero”, mientras que el fiscal interviniente es Damián Borean.

Según detalló Cantarelli en la denuncia, Gómez es de tez blanca, de 1.55 metros de estatura, delgado, ojos color marrón, calvo. La noche del 31, vestía camisa manga larga color azul, chaleco polar color celeste, campera polar color azul, pantalón de vestir color beige, mocasines color marrón y gorra visera.

En caso de que alguna persona pueda aportar datos sobre el paradero del hombre, puede hacerlo comunicándose por teléfono al 101, o 442-6662 o 442-5230 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario