Se rindió homenaje al creador de la Bandera al cumplirse 196 años de su fallecimiento

Ayer por la mañana se realizó el tradicional acto del Día de la Bandera en la plaza 25 de Mayo (4 de Abril y Belgrano) donde se congregaron autoridades educativas, municipales y militares para homenajear al creador de la enseña patria, Manuel Belgrano, al cumplirse 196 años de su muerte.

Alrededor de las 11 se dio inicio al acto, en el que estuvieron presentes el intendente Miguel Lunghi, el vicepresidente del Senado Carlos Fernández, el presidente del Concejo Deliberante Juan Pablo Frolik, y demás funcionarios, además del comandante de la Primera Brigada Blindada Osvaldo Mariano Guardone y el jefe de la Sexta Brigada Aérea Pedro Notti.

A su vez, participaron del acto concejales, autoridades militares en actividad y en situación de retiro, autoridades educativas e integrantes de Consejo Escolar, veteranos de guerra y público en general.
El acto

En primer lugar, hicieron ingreso las banderas de guerra y se cantó el himno nacional. A continuación, el capellán de la Guarnición Ejército Tandil, presbítero Luis Bove, realizó una invocación religiosa y luego se llevó adelante la entrega de ofrendas florales al pie del monumento del creador de la bandera.

Tras un minuto de silencio, brindó sus palabras al público el presidente del Instituto Belgraniano de Tandil, coronel en situación de retiro Ernesto Carlos Walther, quien expresó que Belgrano “pasó prácticamente desapercibido en una época ciega que padecía nuestra patria naciente y mucho se tardó para que la historia lo ubicase en el sitio de honor que se merecía este argentino digno de imitar, que tanto dio a su país y tan poco exigió para sí”.
Destacó que “fue uno de los máximos precursores de nuestra emancipación” y que “pese al futuro promisorio que se le presentaba en Europa, su sentimiento de amor a su aldea natal, a su familia y a la necesidad de brindarse a sus conciudadanos, en cuyo seno se empezaba a gestar las ansias de libertad, no dudó de aceptar el nombramiento que le ofreció el rey de España, como secretario del consulado de comercio en Buenos Aires”.

“Se constituyó en el sembrador de cultura y progreso por excelencia, abolió los monopolios, buscó navegar los ríos y trazar caminos, establecer fortines, abrir escuelas primarias, de agricultura, música, dibujo, matemáticas y náutica”, enfatizó.

Asimismo, subrayó que “premió a los que poblaban la tierra desierta con árboles. Fue periodista, bregaba por la libertad de ideas. Católico fervoroso, lo conmovía la situación de desamparo y de inferioridad que tenía la mujer en esos tiempos, por lo que creó escuelas para niñas y mujeres, siendo notable la ubicación que les otorgaba en su rol de futuras madres”.

“Las invasiones inglesas interrumpieron su brillante actividad cívica, pero le enseñaron a intervenir en los hechos de armas, de los cuales participó frente a sus hombres como capitán honorario de las milicias urbanas”, recordó.
En tanto, recalcó que fue un hombre que “no elegía sus funciones de acuerdo a su conveniencia personal”, sino que hizo en cada momento lo que “la situación imperante demandaba”. En ese marco, “ponía de su parte la mayor riqueza que poseía, su conciencia, su honestidad y su capacidad de estadista”.

Su obra cumbre fue “la creación de la bandera, cuando en 1812 la gesta de mayo corría peligro de fracasar, su capacidad de conductor le percató que su pueblo y su tropa necesitaban un símbolo máximo que los identificase y es cuando surge nuestra celeste y blanca. La historia y los hechos le dieron la razón”.

Finalmente, resaltó que la Bandera es la “expresión sublime de la nacionalidad argentina. Ella es un bastión más que afirma nuestra soberanía ante el mundo y que la legó el general Belgrano”.

“Hoy estamos rindiendo homenaje al más militar de los hombres civiles de nuestra patria y al más ciudadano y humanista de los militares que crearon nuestra Nación”, concluyó.

Jura a la Bandera

Luego, los presentes se trasladaron al palco oficial, situado sobre la calle 4 de Abril, donde continuó la ceremonia.

Una vez allí, la jefa regional de educación Guillermina Levy afirmó que “esta Bandera simboliza nuestra patria, es el símbolo de los valores que los fundadores de la nacionalidad defendieron. Esos valores son los de la libertad, la tolerancia, la justicia, la paz y la solidaridad”.

“Es el símbolo de nuestra libre soberanía, que hace sagrados a los hombres y mujeres y a todos los pueblos del mundo. Convoca al ejercicio de nuestros deberes y derechos, a respetar las leyes y las instituciones. Simboliza nuestro presente, el que día a día debemos constituir y nuestro futuro y el de nuestros hijos”, expuso.

Luego, tomó la promesa de fidelidad a la Bandera a los alumnos de cuarto año de diferentes establecimientos educativos de la ciudad, públicos y privados. Con gran alegría y entusiasmo, los niños hicieron flamear sus banderas celestes y blancas al finalizar la jura.

Una profunda emoción

Posteriormente, el jefe de la Sexta Brigada Aérea Pedro Notti tomó juramento a los soldados a quienes les brindó algunas reflexiones.

El desfile

La ceremonia concluyó con el desfile de las Fuerzas Armadas y establecimientos educativos. El mismo fue encabezado por los veteranos de Guerra de las Malvinas.

A continuación, los alumnos, docentes y directivos, abanderados, primeras y segundas escoltas desfilaron por 4 de Abril portando las banderas argentinas. Las instituciones educativas que participaron fueron la Escuela 1 “Manuel Belgrano”, la 2 “Carlos Pellegrini”, la 5 “Nicolás Avellaneda, la 8 “Manuel Alberdi”, la 67 “Brigadier General Martín Rodríguez”, la 68 “Normal”, el Colegio San Ignacio, De la Sierra, la Técnica 2 “Ingeniero Felipe Senillosa” y la Escuela 3. Finalmente, se llevó adelante el desfile de las Fuerzas Armadas.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario