¿Se verá la lluvia de estrellas desde Tandil?

El especialista explicó que muchas de las estrellas que conocemos como fugaces no son estrellas en sí mismas, sino pequeñas partículas, granitos de polvo, rocas muy pequeñas, que están en el espacio y que, cuando entran en la atmósfera terrestre a miles de kilómetros por hora, se incineran a causa del roce. “Son esos chispazos que se observan en el cielo”, señaló.

Cada cierta cantidad de tiempo, cuando la Tierra mantiene su órbita anual alrededor del sol, pasa por zonas donde hay muchas de esas partículas. Al encontrar estas nubes de partículas en el espacio, chocan contra la atmósfera y causan que se aprecien más estrellas fugaces que en otros momentos del año. La “lluvia de estrellas” comenzó días atrás y se mantendrá hasta el 7 de noviembre, pero tendrá su momento de mayor esplendor durante la noche del sábado, cuando nuestro planeta acceda a la zona más densa de esa nube. Entre las dos y las cinco de la madrugada será el instante de mayor visibilidad de este fenómeno.

En esta oportunidad, mencionó Bagú, al fenómeno se lo denomina “lluvia de las oriónidas” porque al parecer la mayor cantidad de estrellas fugaces provienen de la constelación de Orión, por lo que será necesario dirigir la vista hacia el cielo, en el sector por debajo de la constelación de las Tres Marías. Detalló que según las distintas nubes en el espacio con las que la Tierra se encuentre, será el nombre que se le atribuya.

Al ser consultado acerca de la necesidad de disponer de telescopios para tener una mayor apreciación del fenómeno, consideró que no son útiles para este caso, ya que no se sabe dónde van a aparecer y no hay tiempo para apuntar exactamente con el dispositivo. “Se ven a simple vista”, advirtió y alentó a todos los interesados a presenciar el espectáculo que en esta oportunidad estará compuesto por residuos que el Cometa Halley dejó en sus pasos anteriores por el Sistema Solar. Ello se debe a que los cometas son grandes rocas que contienen hielo de agua, material cósmico y gases en su composición, por lo que cuando se acercan al Sol, comienzan a derretirse, a subliminarse. En ese proceso, todo el material que se desprende a medida que toma temperatura es lo que forma la cola de los cometas y queda en el espacio formando nubes.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario