Secuestran varios elementos tras un allanamiento en la casa de uno de los hijos del presunto abusador

La orden la libró el Juzgado de Garantías 2, a cargo de Stella Maris Aracil, tras un pedido efectuado por el fiscal Luis Humberto Piotti, de la UFI 3.

Al parecer, se avanzó en un dato aportado por los propios vecinos y familiares de las supuestas víctimas, que el lunes habían advertido una maniobra para retirar el material que se encontraba en el interior de la propiedad de Magallanes 1177, cuyo patio se comunica con el del domicilio allanado. En ese momento, tal cual se indicó, los habitantes de la zona realizaron un escrache en horas de la tarde movidos por la indignación que generó el caso.

 

Detalles del

procedimiento

 

Concluidas las tareas en el lugar, desde la Jefatura Distrital local informaron que se secuestró una computadora completa, nueve celulares (siete con cámara digital), una tablet, una cámara fotográfica digital, dos libros con contenido sexual, un DVD, un VHS, almanaques y revistas pornográficas.

El material será elevado a la fiscalía interviniente para su evaluación. En cuanto al morador del inmueble, no se tomó ninguna medida procesal por el momento.

Por otro lado, se indicó que personal policial realizó un “ingreso consentido” en una vivienda ubicada en Saavedra al 200 donde se presume que el acusado habría estado en los últimos días.

Ambas diligencias fueron llevadas a cabo por los efectivos de la Seccional Tercera en forma conjunta con la Comisaría de la Mujer ayer por la tarde.

 

El caso

 

El jueves de la semana pasada, la Comisaría de la Mujer recibió la primera denuncia por “Delito contra la integridad sexual”, y el sábado la segunda por “Exhibiciones obscenas”, que se sumaron a otras tres presentaciones que siguieron al allanamiento llevado a cabo el lunes en la finca de Magallanes al 1100.

Mientras se desarrollaba el procedimiento policial, un grupo de vecinos -entre ellos los padres de los menores- realizaron un escrache frente al domicilio, que incluyó pintadas y la rotura de vidrios.

Al grito de “justicia” los vecinos se manifestaron hasta alrededor de las 18.30 cuando finalizó el allanamiento, que tuvo resultado positivo, ya que se secuestraron diversos elementos que serían probatorios de la causa. Sin embargo, el implicado no se encontraba en la casa.

El martes, en tanto, volvieron a movilizarse e incluso intercambiaron palabras con los dos hijos del acusado, que expresaron su dolor por la situación. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario