Secuestraron más de cuatro toneladas de efedrina y surgen más pistas sobre la ?ruta?

Más de cuatro toneladas de efedrina fueron secuestradas ayer en distintos procedimientos en el marco de la investigación judicial que sigue la “ruta” de esa droga y que se inició hace un año con el hallazgo de un laboratorio en Ingeniero Maschwitz.
Según informaron fuentes de la Aduana a Noticias Argentinas, la droga fue hallada en tres allanamientos: dos realizados en el Puerto de Buenos Aires y otro en la localidad bonaerense de Gerli, partido de Avellaneda.
El principal hallazgo se produjo en dos depósitos fiscales del Puerto, en Retiro, pertenecientes a la empresa Murchison y Gemez, donde con pocas cuadras de diferencia se encontraron dos cargamentos de más de 1.000 kilos de efedrina guardados en “pequeños tambores”, según se explicó.
Los voceros explicaron que una cantidad similar se halló en otro depósito -de la firma Megatóm- ubicado sobre la calle Sarmiento 1200, de Gerli, que tendría relación con la carga del Puerto.
En declaraciones a la prensa, el titular de Investigaciones de la AFIP-Aduana, Mario Crespo, dijo que la instrucción estuvo a cargo del juez Federal de Campana, Federico Faggionato Márquez.
El magistrado es quien desde julio de 2008 lleva adelante la investigación de la denominada “ruta de la efedrina”, a raíz del hallazgo de una “cocina” de droga en Ingeniero Maschwitz y que desplegó una red de tráfico en varias ciudades argentinas.
El juez ordenó el secuestro ahora de este cargamento, que es el más importante en la historia argentina, según destacaron voceros de la Aduana.
“El valor de la mercadería alcanza los 40 millones de dólares. Este operativo marca que las funciones de policía que cumple el personal de la Aduana dan sus resultados”, destacó el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.
En una improvisada conferencia de prensa en el Puerto de Buenos Aires, Crespo destacó que se trata de “mercadería que ha ingresado con destino a plaza”, o sea, que estaba lista para entrar al mercado argentino.
“Igualmente la efedrina no había sido despachada todavía por el interesado”, explicó el director de Investigaciones de Aduana ante los periodistas.
En ese sentido, Crespo aclaró que usualmente cuando la mercadería ingresa “está durante unos 15 días en los depósitos hasta que se despacha por los interesados y la efedrina secuestrada estaba desde hace seis o siete meses”.
Las fuentes no descartaron que la droga tenga que ver con el laboratorio “Unifarma”, que ya estuvo en la mira de la investigación de Faggionato Márquez.
“Formaría parte de un cargamento que ya se había encontrado en Ezeiza, hace unos meses. Tendría conexión y éste sería el faltante”, indicaron los voceros.
Ese procedimiento tuvo lugar en febrero pasado en el sector importaciones del aeropuerto de Ezeiza, donde fueron secuestradas 2 toneladas de efedrina perteneciente a una empresa farmacéutica que se encontraba abandonado desde hacía ocho meses. (NA)

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario