Según el titular de Inspección, la Provincia dispuso el estricto cumplimiento de la Ley de Nocturnidad

La Provincia de Buenos Aires, después de 15 años, dispuso la aplicación total de la Ley 14.050 que por falta de decisión política no se realizaba en forma completa. En el segundo año de gestión, el gobierno de María Eugenia Vidal dotó de recursos al REBA (Registro de Comercialización de Bebidas Alcohólicas) para la ejecución de controles tendientes a detectar las infracciones y dar estricto cumplimiento a la normativa vigente.

En concreto, la ley provincial establece que los locales bailables deben abrir sus puertas para la admisión de las personas hasta las 2 y finalizar sus actividades a las 5.30 como horario máximo.

Además, todos los comercios comprendidos deben interrumpir la venta de bebidas en la barra una hora antes del cierre, es decir, a las 4.30 y suministrar o vender bebidas alcohólicas en vasos o copas que no superen los 350 mililitros de capacidad, a excepción de los restaurantes.

De acuerdo al artículo seis no se admitirá la presencia, asistencia o permanencia de niños menores de catorce años en los establecimientos y locales incluidos.

Los locales bailables sólo pueden admitir a los menores de 14 a 17 años hasta las 23 horas como tope de horario máximo, y no pueden permanecer en forma simultánea con mayores de 18 años.

Bajo esa perspectiva, el fin de semana pasado personal REBA realizó inspecciones en el marco del cumplimiento de la normativa, que comprende a todos los comercios donde se realizan actividades bailables, y los negocios que venden bebidas alcohólicas para ser consumidas en el lugar, tales como restaurantes, cantinas, cervecerías, cafeterías, bares, etc.

Cumplimiento
de la ley

En diálogo con El Eco de Tandil, el director general de Inspección y Habilitaciones, Alejandro Ruffa, abordó el nuevo escenario a partir de la disposición de la administración bonaerense y ratificó el compromiso de mantener acciones en el orden local como autoridad de aplicación.

En principio contextualizó que “por decisión política la Provincia no volcó recursos para aplicar la normativa”, y ejemplificó que incluso las acciones impulsadas a nivel local bajo ese reglamento no alcanzaban buenos resultados.
En esta nueva etapa el Ministerio de Seguridad que dirige Cristian Ritondo dispuso recursos y ordenó la aplicación completa de la ley de REBA para efectuar controles en el territorio bonaerense, a la vez que solicitó que “se trabaje en forma permanente en dar cumplimiento a esto”.

Después de tantos años sin controles eficientes pese a la vigencia de la ley, la sociedad adoptó otros hábitos por lo que las nuevas disposiciones causaron “sorpresa”. Ahora “entre todos, con los empresarios, nosotros y la Provincia, vamos a trabajar en el cumplimiento estricto de la normativa”.

Controles

Ruffa admitió que no recibieron ninguna notificación previa y que tomaron conocimiento de la nueva etapa a partir de los controles que se efectuaron el fin de semana pasado en distintos locales nocturnos de la ciudad y durante los días siguientes en comercios.

Como resultado el personal del área provincial labró infracciones y dispuso cinco clausuras por incumplimiento de las disposiciones vigentes, mientras que secuestró mercadería en almacenes por contar con el registro vencido.
En ese marco, el miércoles pasado el funcionario se reunió en La Plata con el director provincial de REBA, Juan Lauro, que le transmitió la decisión adoptada por la gobernadora María Eugenia Vidal y canalizada a través del ministro Ritondo.

Trabajo conjunto

También ratificó los lineamientos planteados que apuntarán a mantener controles permanentes en todo el territorio bonaerense, para lo cual “nos pidió nuestro acompañamiento” y que todas las actuaciones que se realicen con referencia a puntos de la normativa sean remitidas a Provincia, para que puedan contar con información actualizada.

En definitiva, la decisión del actual gobierno provincial obligará a reforzar las tareas en el orden local. “Como primera autoridad de aplicación, también nos tenemos que poner a tono y volver a retomar los controles fuertemente en los puntos que establece la ley”, enfatizó Ruffa.

Por último el director general de Inspección y Habilitaciones sostuvo que esta disposición marcará un cambio de hábito y agregó que el martes mantuvo una reunión con los propietarios de boliches a los que les planteó el nuevo escenario.

Y en conjunto solicitaron acompañamiento del Municipio “para que insista en el cumplimiento de esta ley y que los ciudadanos comiencen a acomodarse y a cambiar esta cultura con las famosas previas hasta tarde sabiendo que ahora no podrán ingresar al boliche pasadas las 2”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario