Según la Federación Agraria, el campo no puede afrontar mayores impuestos

Durante una conferencia de prensa realizada en la filial local, el dirigente nacional planteó las dificultades que atraviesa el sector agropecuario y enfatizó que no está en condiciones de afrontar mayor presión impositiva.

Sobre la frustrada iniciativa de la gestión Scioli de aplicar un nuevo impuesto destinado a la seguridad, Currás señaló que “nos decían que el 18 por ciento era poco, pero nosotros no discutimos eso, sino que el sector no puede pagar más”.

Acotó que “la Provincia es la que mayor cantidad de impuestos tiene y está con problemas de no tener rutas, infraestructura y un montón de problemas. El año pasado, cuando el famoso impuestazo por el que tanto luchamos desde las entidades y que no pudimos lograr revertirlo, el incremento en las valuaciones fiscales de los campos tuvo también una repercusión e impacto en los impuestos nacionales, específicamente en Bienes Personales e Impuesto a las Ganancias. Del impuesto que se aplicó en la provincia de Buenos Aires, el 70 por ciento de su recaudación fue al Gobierno nacional”, recordó.

Currás indicó que “le decía al Gobernador que lo que tenía que hacer era pedir mayor coparticipación al Gobierno nacional y no seguir sacándole a un sector que ha venido aportando en la provincia que más tributa”.

Acotó que “le ponía como ejemplo que hace poco tiempo estuve en Chaco, Corrientes y Formosa. Uno tiene la idea de provincias pobres, pero en realidad los productores son asistidos y las rutas son mejores que las que tenemos en Buenos Aires. Y aparentemente la Presidenta no se enojó porque lo ha traído a Capitanich de jefe de Gabinete. Me parece que nuestro Gobernador tiene que moverse un poco más en el ámbito nacional y defender a los bonaerenses, que para eso lo han votado”.

 

Un llamado obligado

 

Consultado acerca de la reciente reunión del mandatario bonaerense con las entidades del campo, Currás dijo que “hacía un año que le veníamos pidiendo una audiencia”, explicando que “cuando nos enteramos del impuesto del 18 por ciento empezamos a hablar con la oposición, que era parte del tema ya que el oficialismo no tiene los votos. Si salía era porque realmente tenía votos de la oposición. Todos los partidos opositores habían dicho que no iban a incrementar impuestos, por lo que salimos a corroborarlo. Todos se comprometieron a eso y al observar la situación el Gobernador nos llamó”.

Las entidades le plantearon al mandatario bonaerense que “no podíamos pagarlo. Creo que fue una reunión positiva desde el punto de vista que estuvo presente el Banco Provincia, el ministerio de Asuntos Agrarios y la ministra de Economía. Así tratamos de armar la Mesa Provincial, que desde la época de Duhalde que no funcionaba y que creo que es importante, porque antes que salga un impuesto se lo debe discutir”.

 

Sin capacidad de pago

 

Julio Currás enfatizó que “hoy claramente el sector agropecuario no puede pagar más impuestos. Estamos tributando 87 de cada cien pesos que producimos en impuestos y gastos de comercialización, por lo que es imposible seguir pagándolos”.

Sumó que “ha habido una caída de los precios internacionales y un deterioro muy importante en la rentabilidad del sector, dado que tenemos una gran inflación en pesos/dólares y una carga impositiva que nos ha sacado rentabilidad”.

Se esperanzó en que “estos cambios en el Gabinete nacional sean la bisagra para que realmente cambie el modelo de la economía y de la política agropecuaria, para que de alguna manera nos podamos sentar a conversar con (Carlos) Casamiquela, el nuevo ministro”.

Sobre el flamante titular de la cartera agraria, Currás dijo que “por lo menos es del sector, viene del Inta y es ingeniero agrónomo. Fue lamentable el ministro que tuvimos anteriormente, uno de los peores de la historia de la democracia, que no sólo no entendía sino que no nos atendió como sector”.

Enfatizó que “queremos ser parte de la solución y no del problema. Ojalá nos reciba Casamiquela, a quien le hemos enviado una nota de salutación y deseos de éxitos, a la vez que le pedimos una audiencia. Por supuesto que con el cambio de la figura tiene que venir un cambio de la política agropecuaria”.

 

“Nefasto y maleducado”

 

Consultado acerca de la salida del polémico secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, Currás lo definió como “un instrumento que usó el Gobierno nacional y la Presidenta de la Nación, para enfrentar. Si realmente se va Moreno y viene otra persona con la misma política, no hacemos nada  con cambiar las personas”, advirtió.

Acotó que “Moreno fue una persona nefasta y maleducada con quien lamentablemente hemos tenido que tratar más de una vez. Me parece que hoy por hoy las elecciones han demostrado algunas cosas, y que la Presidenta de la Nación y este Gobierno tienen una gran oportunidad de revertir”.

La Federación Agraria se comprometió a “ayudar en lo que podamos, pero tenemos que ver un proyecto en serio, creíble, posible y aplicable en el tiempo. De lo contrario nos va a pasar lo que nos pasa con la ganadería, lo que nos pasó con el trigo, lo que nos pasa con la lechería y en cierta manera lo que nos pasa con la soja. Porque con valores de 300 dólares la tonelada de soja, si no es campo propio no tenemos rentabilidad; sino porqué se fueron los pooles de siembra, porqué dejó de sembrar el doctor, el farmacéutico o el ingeniero que no tenía nada que ver con el campo. Y el camino del maíz es muy similar”, advirtió.

Planteó además que “la exportación de carnes en la Argentina se debe abrir. Se pueden reactivar de esa manera mercados como el avícola y el de cerdos, mientras que por otro lado entrarían divisas, lo que le hace mucho bien al país”.

 

El caballito de batalla

 

Sobre el final, Currás dijo que “el tema retenciones es el caballito de batalla de la Federación Agraria Argentina y hace muchos años que pedimos su segmentación”, dado que “es fundamental que al pequeño y mediano productor le den un golpe de oxígeno como para que pueda seguir, porque con los costos actuales de producción es imposible”.

Añadió que “necesitamos que segmenten. Será una franja que habrá que discutir, pero es fundamental y es la bandera de la Federación Agraria Argentina, que seguirá pidiendo una segmentación”.

Agregó Currás que “paralelamente debería venir una fuerte reforma tributaria que permitiría tener identificado a cada uno de los productores, e inclusive cortar con el clientelismo político que a muchos les gusta”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario