Según Morando, se aplicó una facultad en la ordenanza fiscal

“Todos los años pasa lo mismo”, se adelantó el funcionario ante la consulta de este Diario, y agregó una explicación que se sustenta en un artículo incorporado en la ordenanza fiscal que posibilita el cobro de anticipos en las boletas.
El punto 34 del proyecto en cuestión indica: “Facúltase al Departamento Ejecutivo para exigir anticipos o pagos a cuenta de obligaciones impositivas del año fiscal en curso en la forma y tiempo que lo establezca”.
A raíz de ello, la boleta distribuida en los domicilios aclara en la parte superior izquierda que se trata de un “anticipo a cuenta del valor anual ejercicio 2013, según el artículo 34 de la ordenanza fiscal”.
“La única opción”
En diálogo con El Eco de Tandil, Gastón Morando argumentó que representa “la única opción que tenemos”, puesto que, “si recién cobráramos cuando se sanciona la sesión de mayores contribuyentes, estaríamos teniendo menor recaudación porque no cubrimos todo el ejercicio 2013”.
Por consiguiente, “utilizamos un artículo que permite al Ejecutivo cobrar anticipos como pago a cuenta, que así figura en las boletas de la tasa distribuidas”, de manera que “se pueda cumplir con las doce cuotas del año que viene”.
De no aplicarse esta facultad, “estaríamos distribuyendo a mediados de enero la cuota correspondiente a enero y febrero”, que normalmente se distribuye antes que comience el mes, explicó.
En relación a lo que sucedería en caso que el Presupuesto no se apruebe durante la sesión de hoy, algo que más bien respondería a un hecho excepcional dada la mayoría automática del oficialismo, Gastón Morando expuso que el aumento “se prorrateará en los meses sucesivos”. De todos modos, reconoció que “tenemos la expectativa que el proyecto se apruebe”.
“Simplemente estamos utilizando un artículo de la ordenanza fiscal donde lo que hacemos es tomar el valor establecido en la nueva ordenanza como un anticipo”, remarcó, y agregó que “si es algo que está previsto en la ordenanza fiscal, no está pasando por encima de nadie. Se trata que no se reduzca la previsión presupuestaria del año entero”.
Aseguró que corresponde a una maniobra “absolutamente normal” y a su vez “necesaria”, ya que, de lo contrario, quedaría “fuertemente afectado” el presupuesto.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario