Según Rueda, ?Esperanza pega menos que un boxeador amateur?

El combate, que finalmente no tuvo en juego el título latino OMB de los pluma, le permitió al tandilense engrosar a 14 (12)-0-0 su record profesional pero no bastó para colmar sus expectativas.
“La Cobrita” se mostró muy insatisfecho por las cualidades de un adversario que subió al cuadrilátero tras 14 meses.
A horas de su combate, Rueda dialogó con El Eco de Tandil:
-¿Qué sensaciones te quedaron?
-Me quedó un gusto a poco. Tenía ganas de seguir peleando, pero el rival no estaba a la altura de las circunstancias. Más allá de todo, creo que hice un buen trabajo.
-¿Fue lógico que desde el rincón de tu rival vuele la toalla?
-Sí, con una cuenta y dos puntos en contra la pelea estaba prácticamente perdida para él.
-Se dio lo que habías visto en los videos, Esperanza tratando en todo momento de ensuciar la pelea.
-Sí, sabía que lo haría. Traté de no entrar en su juego, pude conectar algunas manos y lo dejé llegar, no tiene potencia, pega menos que un amateur. Espero que la gente entienda que nosotros no sabíamos que Esperanza iba a hacer tan poco.
-¿Sentís que el público no se fue conforme?
-Se fue contento con el festival, no con mi pelea, que fue bastante aburrida. El espectáculo en general estuvo bueno, las peleas amateurs y la de Sergio (Escobar) fueron interesantes, parejas.
-¿Cuáles fueron los déficit que más notaste en Esperanza?
-Es muy escaso de recursos, lo único que buscaba era abrir con la derecha para meter un voleo de izquierda. Le veía las manos antes de que las saque, es muy anunciado. En ningún momento presentó pelea, lo invité al choque y no fue.  
-¿Cuando te impactó, en el tercer round, no logró complicarte?
-Fue más dejarlo pegar que virtud suya. Cuando yo iba a las cuerdas casi que me reía, porque no podía creer que un boxeador de ese tipo sea profesional. Encima, después de la pelea vino a pedirme la revancha.
-¿Creés que sintió el período de inactividad, superior a un año?
-Eso no quiere decir nada, yo puedo estar un año sin pelear pero todos los días entreno igual. Y he visto campeones del mundo que, tras dos años sin competir, suben y se bancan doce rounds palo a palo. No hay excusas, siempre tenés que estar preparado, si no sos un aficionado.
-¿Te afectó en lo anímico enterarte dos días antes de que la pelea no iba por el título?
-No, para nada, sólo quería pelear. Lo del título era darle el gusto a mi entrenador (Sergio Vega), que quería verme pelear en Tandil con un cinturón en juego.
-¿Te conmovió la ovación que recibiste o antes de una pelea te abstraés de esas cosas?
-Es algo que te llega, apenas salí del camarín me encontré con todo el público ovacionándome. Es algo fabuloso. Quería darle un poco más a la gente, pero sé que voy a tener la oportunidad de volver a pelear en Tandil, y ante un rival de mayor jerarquía.
 
Por el argentino
 
El título argentino de los pluma continúa siendo una de las prioridades de Matías Rueda. En tal sentido, podría darse una posibilidad para fin de año, con Tandil como una de las sedes a postularse para albergar el combate.
 
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario