Señalizarán hoy La Huerta, a la espera del juicio oral por detenciones y torturas

Será a las 16.30 frente a Loimar, camino a la Base Aérea. Participarán personas que estuvieron secuestradas en ese lugar. Será una forma de reconocer a las víctimas desaparecidas y aquellos sobrevivientes que esperan que se haga Justicia.

El ex centro clandestino de detención, tortura y exterminio conocido como La Huerta, que funcionó durante la última dictadura cívico militar, será señalizado hoy a las 16.30. Estarán presentes sobrevivientes que estuvieron secuestrados en ese lugar y compartirán sus reflexiones.

Esta jornada es organizada por la Red Federal de Sitios de Memoria del Archivo Nacional de la Memoria, de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, junto con la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires y el área de Derechos Humanos de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires.

María Nazábal, responsable del área de Derechos Humanos de la Unicén, explicó que “La Huerta fue señalizada, no desde el Estado pero sí desde los organismos de derechos humanos, hace años atrás, con la colocación de una piedra”.

Sin embargo, lo que se busca ahora es “desde el Estado nacional y provincial y también en el Municipio de Tandil existe una ordenanza que prevé la señalización de parte del estado democrático para que este mismo reconozca los crímenes de lesa humanidad que fueron cometidos en estos espacios, en estos centros clandestinos de detención tortura y exterminio, así que la idea es sumar a la piedra un cartel que contenga información sobre lo que sucedía en allí”.

La abogada agregó que “dado que el juicio de La Huerta no se va a realizar a la brevedad, entendíamos que era importante que la comunidad de Tandil conozca que además de la Quinta de los Méndez, de las comisarías Primera y Segunda existieron otros centros clandestinos, para poder entender la magnitud del aparato represivo”.

Un reconocimiento a las víctimas

Fue con ese propósito que decidieron colocar un cartel con información “como una especie también de reconocimiento para todos los compañeros que hoy no están con nosotros y a las víctimas que pasaron por eso, a los sobrevivientes para que sientan el reconocimiento de parte del Estado democrático de lo que a ellos les pasó en ese centro”.

“Vamos a contar con la presencia de las víctimas que estuvieron detenidas desaparecidas allí, que van a estar compartiendo con nosotros sus reflexiones ese día”, aseguró y recordó que el lugar donde está ubicada La Huerta queda camino a la Base Aérea, frente a Loimar.

“Esperamos a toda la comunidad porque pensamos que es importante reconstruir lo que pasaba en nuestra ciudad durante la dictadura cívica”, manifestó.

La investigación

De acuerdo a la información que consta de las distintas causas judiciales que se están llevando adelante por parte de la Fiscalía Federal, “entendemos que el destacamento de Villa Italia funcionó como centro clandestino de detención, el ex ISER y la Base Aérea, esos serían los únicos que faltaría señalizar”.

Destacó la labor que llevan adelante los funcionarios judiciales, con “mucho compromiso en la tarea de avanzar y profundizar en este sentido para poder llegar al juicio. Más allá de otro tipo de reparaciones que se pueden ir haciendo desde lo social o desde la reconstrucción de la memoria, entendemos que es fundamental la llegada de la justicia”. “Recordemos que en Tandil hasta el día de la fecha tuvimos un solo juicio, que determinó al existencia del centro clandestino de detención la Quinta los Méndez pero era por una sola víctima, Carlos Moreno, pero quedan muchísimas más víctimas. En Tandil tenemos desaparecidos de esta ciudad y gente de afuera que fue asesinada o desaparecida en nuestra ciudad, más de 30 personas sumado a gente de otras localidades que fue traída a Tandil. Existe mucha gente que está a la espera del juicio”, manifestó.

Frente a este panorama, consideró que “vistas algunas sentencias que han tenido lugar en nuestro país que por ahí van deteniendo el avance de la Justicia en relación con las complicidades civiles, que no fue lo que sucedió en Tandil, vemos con importancia que la Justicia pueda fortalecer lo que se ha realizado previamente en el juicio a Moreno y que se pueda seguir con las demás víctimas que aún faltan, para que llegue la justicia”.

En tanto, detalló que en La Huerta estuvieron más de 30 personas detenidas de Tandil y de otros lugares, incluso muchos de los sobrevivientes hoy no residen en esta ciudad.

“Algunos participaron del juicio de Monte Pelloni, que estuvieron detenidos allá y luego en La Huerta. Ellos nos van a acompañar también el viernes y hay gente que obviamente por las características de lo que implicaba el secuestro y la desaparición no reconoce en qué centro clandestino estuvo. Algunos tienen dudas de si fue La Huerta o el ISER, eso por la metodología que usaban los militares es muy difícil de establecer. Así que para esos casos esperaremos el avance de las investigaciones para ver qué determinan”, sostuvo.

El funcionamiento

En cuanto al funcionamiento de La Huerta, explicó que “son dos casas y funcionaban para secuestrar, torturar y en el caso de este centro clandestino en particular, se estableció en el juicio de Monte Pelloni que dos militantes de Olavarría fueron asesinados allí, así que también era de exterminio a diferencia de otros que por ahí no funcionaban como lugares de fusilamiento”.

Este ex centro de detención era parte de la subzona 12 a cargo del general Alfredo Saint Jean y conformaba el circuito represivo junto con los centros clandestinos de detención de nuestra ciudad y de la zona.

Los responsables del funcionamiento de La Huerta eran el general Saint Jean y el coronel Edgardo Calvi, mientras que los responsables operativos eran el oficial de inteligencia teniente coronel Cordero y su jefe de seguridad Roque I Pappalardo.

La Huerta pudo ser reconocida porque contó con dos características que fueron reconocidas y mencionadas por varios testigos que estuvieron secuestrados allí. Una de ellas era una salamandra con la cual solían calefaccionar el lugar; la segunda era una caja de seguridad color verde oliva.

Hoy en día, la señalización del ex centro clandestino de detención y otros espacios vinculados con la represión ilegal visibiliza la función que cumplieron durante el terrorismo estatal y expresa, en el espacio público, el compromiso del estado democrático de dar a conocer y condenar estos hechos aberrantes (en el marco de los procesos de juzgamiento a los responsables) para que nunca más vuelvan a repetirse. Asimismo, constituyen un explícito reconocimiento a las víctimas y a sus familiares.

Adhesión

A través de un comunicado, Adunce adhirió y convocó a todos los docentes universitarios y preuniversitarios a participar de la señalización del ex centro clandestino de detención, tortura y extermino La Huerta.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario