Sigue el ataque al comercio, rompieron la puerta de Iglú y se llevaron la recaudación

En la madrugada del sábado, desconocidos rompieron la puerta de ingreso del local que la cadena de heladerías Iglú tiene en el centro comercial de Villa Italia, calle Quintana al 600, y se alzaron con la totalidad de la recaudación de la jornada anterior.
El hecho se suma a una serie de ataques a locales comerciales en distintos puntos de la ciudad, que recrudeció durante las últimas dos semanas de septiembre y la primera del mes que recién comienza.
De hecho, una agencia de quiniela propiedad que los mismos comerciantes tienen en Quintana al 500 ya había sufrido un ingreso similar hace poco más de una semana, dato que mencionaban ayer tras anoticiarse del hurto.
Luego de los primeros peritajes, se estimaba que los delincuentes se llevaron aproximadamente 1500 pesos en efectivo, como producto de literalmente vaciar la caja registradora de la heladería.
Testimonios de otros comerciantes de esa zona coincidían al señalar que si bien la presencia policial está garantizada hasta las 22 horas de cada jornada, estos episodios de inseguridad se reiteran desde altas horas de la noche y, sobre todo a la madrugada, en una calle que concentra la actividad comercial de la popular barriada.
Cabe recordar que durante la madrugada del viernes, dos comercios y la oficina local de la Aduana, donde también funcionan otras dependencias nacionales como la Oncca, sufrieron daños en los vidrios de sus frentes.
En ninguno de los tres casos se comprobó la existencia de robos, por lo que las denuncias presentadas en la Seccional Primera dieron lugar a sendas causas por ?Daño?.
El caso de las oficinas nacionales, inicialmente dio lugar a diversas especulaciones, ya que sucedió a pocas horas del inicio de la medida de fuerza llevada adelante por el sector agropecuario y entre los vecinos circuló la versión de que se trataría de impactos de bala.
Sin embargo, fuentes de la policía bonaerense indicaron que los peritos determinaron que el daño fue provocado con una bolita, elemento que podría haber sido arrojado con una gomera.
Se indicó que la gomita fue hallada en el lugar y que no había elemento objetivo alguno que abonara la hipótesis de un posible atentado.
Con pocos minutos de diferencia, en la misma madrugada del viernes se produjeron dos casos de daños en frentes de locales ubicados en pleno centro de la ciudad.
Uno de los hechos tuvo lugar en la agencia Movistar ubicada en Mitre 673, según fue informado a la policía por el responsable del lugar, Luis Larragnaga. A las 6.34, según los registros, desconocidos rompieron un vidrio, aunque no ingresaron al lugar ni se constató la sustracción de elementos.
El otro caso sucedió en una casa de ropa asentada hace poco tiempo en Paz casi San Martín. Ocurrió a las 6.39 y fue destruido uno de los vidrios inferiores de la puerta de acceso al local.
En ambos casos se iniciaron acciones por ?Daño?, luego de la presentación de la fuerza policial en los respectivos escenarios.

La ola no se detiene

Esos hechos se sumaron a otros sufridos por comerciantes minoristas durante esta misma semana. Dos despensas ubicadas en distintos puntos de la ciudad sufrieron sendos asaltos el miércoles por la noche, en tanto que durante la madrugada del jueves una familia fue sorprendida en su vivienda por dos personas armadas.
De tal forma, en las primeras 30 horas del mes la cifra de robos a mano armada trepaba a cuatro, ya que a los citados casos debe sumarse el sufrido por el encargado de un club en momentos en que abría el bar, el miércoles por la mañana.
Los robos a las despensas tuvieron como autor a una persona que actuaba a cara descubierta y portando un arma de fuego con la que redujo a las mujeres que estaban a cargo de la atención al público.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario