Sin acuerdo, el personal de Orientación sigue con el paro

Esto se determinó tras la ausencia de respuestas del Ejecutivo local a un reclamo que data del pasado 28 de marzo, en torno a una bonificación del 25 por ciento correspondiente a un plus por “criticidad” en el servicio.
Según se detalló, se trata de 9 empleados del área que brindan turnos programados a los pacientes para consultorios externos y médicos especialistas, y que además realizan estadísticas, tareas de archivo, facturación e historias clínicas, a la vez que atienden la línea gratuita del Hospital.
Si bien en la víspera representantes del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil (STMT) fueron recibidos en el palacio municipal por el intendente Miguel Lunghi; el subsecretario de Salud, Daniel Binando, por el director administrativo del centro asistencial, Darío Pretti, desde el sindicato se advirtió que aún se estaría lejos de arribar a un acuerdo.
Desde el sector gremial, aseguraron en todo momento estar “abiertos al diálogo”, pero advirtieron que mientras tanto la medida de fuerza seguirá hasta tanto obtengan una respuesta favorable para el personal en cuestión.
Mientras los teléfonos dentro del recinto no paraban de sonar, acompañado de los trabajadores del área, Ariel Lappano, secretario de Organización del Sindicato describió que “el personal de Orientación, Facturación, 0-800 y algunos más están de paro desde las 6 y por tiempo indeterminado. Hoy hubo un acercamiento, donde se reunieron los compañeros con el director administrativo del Hospital y plantearon sus inquietudes”.
No obstante, señaló que a través de los medios el funcionario “ha dado su posición respecto al conflicto, en la que elevó esto a Legal y Técnica, donde seguramente resolverán si les da o no tiempo y forma de pedir lo que ellos crean que sea necesario, pero sí salió con la negativa en función del congelamiento de otorgar lo que los compañeros están solicitando”.

Lo que piden
 
“Ellos están solicitando un plus del 25 por ciento por la cantidad de tareas que se le ha generado de más, se les ha duplicado el trabajo, y por la cantidad de funciones que están realizando”, detalló Lappano.
Describió luego que “no solamente están atendiendo al público sino también atienden el 0-800. Están trabajando en condiciones muy complejas porque la atención al público no es fácil”, entre otras muchas tareas que mencionó.
Consideró que “este reclamo es más que justo, además la obtención de la bonificación que están pidiendo”. De hecho, dijo que “a esto también se llega porque pareciera que hubiese tratos diferenciados porque hay áreas que durante el congelamiento –que es lo que aducen por eso no pueden ni siquiera empezar una negociación- le están dando, como Admisión y Egreso”.
Si bien aclaró que “nosotros no decimos que esté mal, seguramente se lo debe merecer el área y creemos que debe ser así, nosotros no emparejamos para abajo, no queremos que les saquen la bonificación ni lo que se hayan ganado”.
Pero dijo que “debe haber un trato justo, que se debe clarificar para adelante en el tiempo porque sino esto empieza a ser un problema porque empezamos a tratar por áreas”.
 
Solución en corto tiempo
 
De cara a los próximos días, el gremialista lanzó que “esperamos que esto sea una solución en corto tiempo, nosotros siempre estamos abiertos al diálogo, esto llega como la última medida extrema antes del diálogo”, y consideró que “se podría haber solucionado si -al menos- se hubiese atendido el reclamo porque esto data del 29 de marzo, y estamos en agosto,  y recién hoy llegamos a una medida de fuerza”.
Insistió en decir que “me parece más que justo el reclamo, nosotros seguimos apostando al diálogo y hay muestra de buena voluntad de los compañeros para que esto se solucione en corto tiempo y de la forma más justa posible”.
Por lo pronto, criticó que “lo que se ha hecho es lo pertinente que hacen todos los ejecutivos, que a nosotros nos parece que termina siendo una cuestión de amedrentamiento, que es preguntar quiénes son los agentes que están de paro”.
Se refirió a la reunión y pese a no haber arribado a un acuerdo, garantizó que “se sigue conversando y apostamos a que eso sea fructífero, y no que sea como en otro momento una cuestión más que nada de justificar por qué no, sino empezar a ver por qué sí”.

El Ejecutivo busca mantener el diálogo

En medio de un nuevo conflicto en el Hospital, ayer se concretaron dos encuentros con los integrantes del STMT con el objetivo de buscar una salida a una medida que repercutió en la atención durante la jornada de ayer y que se extenderá, en principio, por tiempo indeterminado.
En esta oportunidad, El Eco de Tandil dialogó con el director administrativo del centro asistencial público, Darío Pretti, quien fue el encargado de llevar adelante las negociaciones con la parte sindical.
“No se llegó a ningún acuerdo”, aseguró minutos después de finalizado el segundo encuentro en las instalaciones de la sede de Gobierno local, donde se tuvo en cuenta “cuáles eran los pedidos del grupo de trabajadores y donde nosotros pudimos hacer una primera explicación de la postura”.
Mientras continúa la protesta del grupo de 9 trabajadores, buscarán continuar con las negociaciones entre las partes.
En paralelo, se efectivizó una presentación en el Ministerio de Trabajo a través de la Secretaría de Legal y Técnica sobre la medida de fuerza. “Está el derecho de los trabajadores de hacer paro y también el derecho del Municipio de descontar los días que no se trabaje”,  argumentó Darío Pretti.
La situación actual
En el mismo orden, el director administrativo del Hospital consideró que el pedido del plus del 25 por ciento del sector de Orientación representa “prácticamente un incremento salarial”, que se sustenta en “una carga de tareas aparentemente mayor a la que traían anteriormente”.
La solicitud, en tanto, se inscribe en un contexto de congelamiento que implementó hace más de un mes el Ejecutivo. “Estamos bajo una crisis financiera importante, donde el dinero no sólo no abunda sino que está siendo manejado racionalmente. Y no nos podemos salir de eso”, contextualizó.
Por eso, “estamos en una situación compleja donde no se cortan los canales de diálogo pero va a costar seguramente llegar a algún tipo de solución”, resumió Darío Pretti.
“En la medida en que los trabajadores y el sindicato tengan una postura abierta para poder seguir conversando, podremos acercarnos a esa solución, si no va a ser muy complicado”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario