Sin agua potable en la Escuela 1

Como ocurre todos los años antes de iniciar el ciclo lectivo, se realizó una inspección bromatológica en los tanques de la Escuela 1, ubicada en Belgrano al 500, y la sorpresa fue grande cuando se constató que el agua no era potable. Eso demandó que se suspendieran las clases el último jueves en el turno tarde y el viernes se compró varios bidones para poder dictar.

La directora Elsa Prichodko explicó que “hicimos el análisis que se hace todos los años, tomamos todas las muestras y las enviamos a Bromatología. Hay que tener en cuenta que este año las clases empezaron el 18 de febrero. Ellos te dan un turno, entonces se demora un poco, y el jueves tuvimos los resultados, así que debimos suspender las clases”.
“Consejo Escolar nos iba a dar dos bidones de 20 litros, y yo tengo en la escuela 350 chicos por turno, más 50 personas adultas, el personal docente y los profesionales de área que entran y salen, equipo, maestras integradoras. Entonces, el jueves tuvimos que suspender a la tarde. Consejo Escolar vino a limpiar los tanques de agua tipo 16 horas”, sostuvo.
“Ivess nos vendió 120 litros de agua en bidones de 20 litros. Un docente en cada recreo les servía a los chicos pero sabían que no podían tomar agua de la canilla”, explicó.
Por otra parte, contó que “una auxiliar fue a sacar un turno a Bromatología porque hay que hacer la muestra de vuelta y el miércoles a primera hora, si ellos nos dan el envase como dice el instructivo con ciertas sustancias para neutralizar el cloro, mandamos de vuelta todo y tenemos los nuevos resultados”.
“Enero es el mes que tenemos vacaciones y nosotros empezamos a hacer todo en febrero cuando nos reintegramos. Asimismo, cuando en enero me llamaron por el tema mesa y sillas abrí la escuela, estaba trabajando también el electricista, hicimos todo lo mejor que pudimos. Yo creo que esta suspensión de clases fue por justa causa, no tener agua”, manifestó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario