Sin avances en la investigación por la muerte de un joven en Benito Juárez

Tras aquel episodio ocurrido en Benito Juárez, donde perdió la vida Agustín Bustos y dejó en estado de coma a su amigo Agustín Rodríguez, se produjeron algunos hechos que terminaron siendo noticia nacional. La gente del lugar fue hasta la comisaría a exigir explicaciones de lo ocurrido y terminó arrojando piedras, para luego dirigirse a lo del presunto responsable de lo sucedido prendiéndole fuego un galpón y una camioneta.

Todas estas acciones violentas derivaron en la intervención de Gendarmería y a su vez provocaron la remoción de quienes estaban al frente de la comisaría, el caso del comisario Felix Silva y el subcomisario Luis Cristeche, siendo reemplazados por el comisario Alfredo Puig y el subcomisario Walter Suárez.

También producto de lo ocurrido hace casi 40 días atrás, se hizo cargo de la Jefatura Departamental de Tandil el comisario mayor Luis Albertario. La movida policial no generó lo que se buscaba que era esclarecer el homicidio.
Los colegas de El Fénix dialogaron con la fiscal, doctora Laura Margaretic quien señaló que “la causa todavía está en plena investigación, se han cotejado varias hipótesis dentro de las cuales hay una, la más fuerte, sobre la que se trabaja y conforme se conozca el resultado de algunas pericias e investigaciones que se llevan a cabo prontamente podría haber una novedad y solicitar alguna medida”.

Consultada si la familia está al tanto de las acciones que se llevan a cabo, porque durante las marchas se los escucha protestar por la falta de información, manifestó que “están más interiorizados de la causa y en conocimiento de las hipótesis que se manejan. A la familia se la atendió siempre, desde Benito Juárez, Azul, desde todos los ámbitos. Cuando hablamos de familia nos estamos refiriendo a los padres de Agustín Bustos y de Agustín Rodríguez”.

Un caso difícil

Respecto a la cantidad de personas que intervinieron en el homicidio, los trascendidos hablan de dos o más, en ese sentido sostuvo “que todavía no está probado el número de participantes y en cuanto al elemento utilizado para consumar la agresión”, añadiendo que “por el informe del médico forense y de acuerdo a las lesiones constatadas podrían haber sido causadas por un elemento con punta o con filo por las marcas que dejó”.

La fiscal detalló que “es un caso difícil porque no hay testigos directos. La autoría la tenemos que construir sobre la base de indicios por eso y por las características de algunas personas tuvimos que tomarle declaración varias veces para salvar dudas”.

Sobre las filmaciones tomadas por algunas cámaras aseveró que “sirven de poco, no son para nada claras. Hay algunos indicios para extraer, pero no han sido de gran utilidad”.

En cuanto a la resolución de la causa, pese al paso del tiempo señaló que “soy optimista, no es una causa donde pasa el tiempo y no se hace nada. El paso del tiempo no es en todas las causas igual, hay veces que se trabaja desde el minuto uno pero el resultado tarda en llegar. Hay causas donde el paso del tiempo sin hacer nada conspira contra el éxito, pero aquí se trabajó desde el minuto cero, se ha puesto todo el esfuerzo de fiscalía y de la gente de Investigación con lo cual tengo esperanzas en obtener resultados”.

Por último al ser consultada si se trataba de un posible ajuste de cuenta indicó que “es una de las hipótesis en las que se trabaja como en otras tantas, pero todavía no hay elementos como para afirmar una cosa así”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario