Sin avances, la Cicop mantiene el paro por tiempo indeterminado

Ayer volvió a frustrarse la negociación con el Ejecutivo por lo que la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) ratificó la continuidad de las medidas de fuerza por tiempo indeterminado en el marco de un viejo reclamo por reconocimiento como gremio minoritario.

Al cumplir la cuarta jornada de paro se profundizó la discusión. La comuna acercó un nuevo ofrecimiento en el cual, además de realizar un llamado a la reflexión, incluyó el compromiso de generar un espacio de diálogo para analizar aspectos vinculados a la carrera profesional. Pero también estableció la decisión de reintegrar en junio el 50 por ciento de los importes descontados de los haberes, que será nuevamente descontado en “partes iguales para cuando se abonen en agosto y septiembre los retroactivos correspondientes a los meses de febrero y marzo”, y un plan de devolución para los días no trabajados a partir del 31 de mayo. La aceptación de la propuesta, de carácter integral, es a condición del levantamiento de “inmediato” de las medidas de fuerza.

Sometida a la asamblea, que se reunió ayer por la mañana en el SUM del Hospital de Niños, los afiliados objetaron los descuentos y desestimaron la presentación.

Luego se concretaron conversaciones informales que en esta instancia marcaron un cambio de interlocutor. Esta vez la comuna convocó al médico Oscar García Allende (ex director médico del Hospital “Ramón Santamarina”) que si bien no integra la comisión directiva del sindicato acudió a escuchar el planteo.

Fue allí que obtuvieron un ofrecimiento verbal. “Y cuando la quisimos por escrito, dicen que entendimos mal”, renegó la presidenta de la sede local de Cicop, Mabel Brindo, que indicó que “seguimos igual a como estábamos”.

En tanto, cumplieron con la cuarta jornada de paro de actividades en el Sistema Integrado de Salud Pública, durante el cual se garantizó la atención de los servicios de emergencia y guardia, mientras que las restantes prestaciones se vieron afectadas en medio de una alta demanda propia de la época del año.

 

Una oferta poco conciliadora

 

Horas más tarde Mabel Brindo confirmó la continuidad del paro por tiempo indeterminado programado desde el martes y rechazó la nueva propuesta que, tal cual lo definió, es “peor que las anteriores y de conciliatoria no tenía nada”.

A su vez marcó que las expectativas están puestas en lo que sucederá este lunes a partir de una convocatoria que realizó el Tribunal de Trabajo, fuero donde presentaron la denuncia para lograr representatividad.

En un repaso sobre el acercamiento de las últimas horas expuso que “la propuesta establecía, además de implementar una mesa de diálogo, una devolución del 50 por ciento de lo descontado, que se volvía a descontar en agosto y septiembre”.

Después se barajó la posibilidad “de devolverlo todo de a 25 por ciento por mes. Y cuando fueron a transcribir eso nos dijeron que el interlocutor había entendido mal, que era descontarlo en cuatro meses, así que quedamos trabados de vuelta”.

Molestos con la postura la médica planteó que en medio de una negociación “nos ponen un descuento por los días de paro”, siendo que en otras medidas de fuerza no se aplicó la misma medida. “Nos parece que merecemos un trato igualitario”, reclamó y exigió la devolución de los nueve días de huelga “como un gesto para abrir el diálogo de nuevo”. u

 

 

 

 

“No veo motivos para aceptar las renuncias” de Macagno y Brea, sostuvo el Intendente

 

 

En medio de una escalada en el conflicto que llegó a su punto máximo con la decisión de los profesionales de salud de iniciar este martes un paro por tiempo indeterminado, los directores médicos del Hospital Municipal “Ramón Santamarina” y del Hospital de Niños “Dr. Debilio Blanco Villegas”, Diego Macagno y Marta Brea respectivamente, pusieron a disposición del intendente Miguel Lunghi sus renuncias en un intento por correrse del escenario para no interferir en la negociación hasta tanto se alcance un acuerdo en el pedido por reconocimiento de la Cicop como gremio minoritario.

La presentación se concretó días atrás y son “dos cartas que ni las he abierto ni mirado”, admitió el jefe comunal desde el paraje Arroyo Seco, donde participó de la puesta en marcha de un plan piloto de eficiencia energética en jardines de infantes (ver página 6).

Contó que la postura se respalda en la decisión de “dejarme las manos libres si estuviera en ellos una salida a esta huelga” y justificó que en las conversaciones o declaraciones públicas de los dirigentes sindicales “en ningún momento me han hablado de los directores médicos”.

“No son el problema”, ratificó el Intendente que validó su postura el señalar que no recibió “ninguna queja ni nada” y que “hoy no veo motivos para aceptar las renuncias”.

 

“Profesionales municipales”

 

Concretamente sobre el conflicto apeló a la “razonabilidad” de los profesionales de la salud para hallar una solución e insistió con los argumentos en los que se respalda el Ejecutivo para rechazar la participación sindical en la discusión. “Me parece bien que los médicos quieran representación gremial pero no soy yo quien se la tiene que dar”, aseguró y resolvió que el camino lo deben iniciar en el Ministerio de Trabajo.

En ese sentido aseguró que pertenecen a la Cicop, organización que “no tiene personería gremial en Tandil”, por lo tanto “los médicos de la ciudad son profesionales municipales quieran o no”.

También reafirmó que respetan la Carrera Profesional Hospitalaria, la cual presentan los dirigentes como argumento para pedir participación basados en el artículo 58. De todos modos Lunghi resaltó que a partir de 2008 el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil -STMT- logró la personería gremial total y con ello la legitimidad para formar parte de las paritarias. “La ley no la hace el Intendente”, defendió.

 

Los justificados descuentos

 

Luego de hacer un repaso sobre la estructura salarial de los profesionales de la salud y el plus que perciben por “productividad”, abordó la decisión de mantener los descuentos por los días de huelga. “No tengo más posibilidad que hacerlo porque la representatividad no es de ellos”, justificó con énfasis.

Molesto con la postura Lunghi expresó que “son grandes, responsables y tienen obligación de atender a los pacientes y están fuera de la ley”.

Y para finalizar admitió que el conflicto lo vive “mal, preocupado, angustiado porque me preocupa la gente”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario