Sin entrega de productos, algunas gomerías se mantienen activas con su stock

A una semana de conocer quién será el sucesor de Cristina Fernández de Kirchner en la presidencia de la Nación, algunos rubros ya sufren desde hace un tiempo la incertidumbre de no saber cuál será el programa económico que se aplicará a partir del 10 de diciembre.

El Eco de Tandil sondeó dos rubros específicos, Gomerías y Materiales de Construcción, para conocer cómo era el actual panorama frente a versiones de escaso a nulo movimiento comercial.

La primera empresa consultada fue la gomería Eligom, ubicada en avenida Marconi 1466, donde Adrián Trama señaló que “nosotros nos manejamos por la lista de Goodyear y en cuanto a aumentos por ahora no nos informaron nada”.

Sobre la entrega de mercadería indicó que “no están entregando desde el mes pasado que recibimos muy poco. Para ser claros están entregando muy poco debido a la falta de importación. Todo lo que es Goodyear es importado y a nosotros nos están entregando un 20 por ciento de lo que tendríamos que recibir”.

En tiempo de definiciones políticas en el país, se suelen registrar aumentos en distintos productos. Al respecto dijo que “en noviembre aumentó la lista pero no fue muy significativo, alrededor de un 3 o 4 por ciento. Esta situación perjudica a nuestra empresa porque nos estamos consumiendo el stock. Ya nos dijeron que está muy complicada la entrega de mercadería durante este mes. Habrá que esperar conocer el nuevo presidente para ver si pasa algo. Para poner un ejemplo, en cubiertas nos tendrían que estar entregando 700 por mes y estamos recibiendo cerca de 200 y este mes será menos todavía”.

Otra de las empresas consultadas fue Arenas Neumáticos con su local comercial en avenida Marconi 1747, donde el panorama trazado fue similar. Un empleado de la firma manifestó que “no estamos recibiendo nada. Michelin había avisado que en los meses de octubre y noviembre no se iba a recibir nada. Nos estamos manteniendo con el stock”.

Remarcó que “el problema central de todo esto es que los importadores no tienen dólares para pagar afuera. Este inconveniente se viene generando desde hace años, no es de hoy. Sucede que a medida que fue pasando el tiempo el círculo se fue cerrando, llegando a esta actualidad que es muy mala la situación”.

Continúo narrando que “uno espera que mejore, no se sabe qué irá a pasar en diciembre. Algún cambio va a tener que haber. Incluso de los que proveen y pueden llegar a producir en Argentina, si tienen materiales o tecnología que importar de afuera y no la pueden incorporar tampoco van a poder producir”.

Sobre las ventas aseveró que “está muy tranquilo, para nosotros en épocas de verano entre noviembre y diciembre, cuando la gente empieza a pensar en las vacaciones, son los mejores meses. Siempre ha sido así. Y en la actualidad no se ve movimiento, está todo muy quieto”.

También expresó que “se modificaron algunos precios, hay que calcularle un aumento entre un 7 y un 10 por ciento. Pero se han modificado los descuentos que es lo mismo, sucede que hay incertidumbre sobre lo que irá suceder después del 22”.

 

Otro panorama

 

Gomerías Neumen, de avenida Marconi 1137, es agente oficial de Pirelli y  ofreció un panorama distinto. En diálogo con Sebastián González dijo que “la verdad que estamos bastante bien, más en esta época del año donde el trabajo es mayor. Realmente este rubro no se ve afectado”.

En cuanto a la entrega de cubiertas indicó que “no tenemos ningún tipo de inconvenientes en la entrega de material; es más, también trabajamos cubiertas importadas de alta gama y Pirelli abastece sin inconvenientes”.

Consultado sobre si hubo aumentos aseguró que “de vez en cuando hay cambios de valores pero el aumento no es mucho, ronda el 2 por ciento”, concluyó.

Las casas de materiales para la construcción sufren continuas modificaciones de precios

 

Hace unos días hubo falta de cemento en las casas dedicadas a la venta de materiales para la construcción y muchos pensaron que era parte de una especulación empresarial, teniendo en cuenta la incertidumbre política y económica.

Sin embargo, se aclaró que  la no entrega obedeció a un bloqueo en las canteras realizado por quienes responden al Sindicato de Camioneros, que pretende que los maquinistas de las canteras sean considerados choferes.

Solucionado ese inconveniente los corralones de la ciudad volvieron a trabajar con todos los materiales.

Este Diario consultó a la empresa Paz Hermanos, de avenida Juan B. Justo 1583, para conocer cómo se encuentran trabajando en este fin de año. Mencionaron que “realmente vamos bien como todo el año, conseguimos materia prima, estamos muy stockeados y en plena época de venta llegando hasta Ushuaia y abasteciendo a toda la Patagonia. Hemos tenido la precaución de stockearnos y creo debemos ser la única empresa en la ciudad que está haciendo horas extras”.

Agregó que “tuvimos un problema con el cemento, pero se solucionó porque fue un inconveniente gremial”.

Desde la empresa también narraron que “aumentos sigue habiendo en menor medida, pero es bastante sostenido el incremento en el cemento y las canteras”, para luego indicar que “todos los meses las canteras aplican entre un 3 y 4 por ciento y el cemento también. Otros materiales se van manteniendo, por ejemplo en nuestra empresa el precio del piso hace seis meses que mantenemos el mismo valor”.

Toledo Materiales, situado en calle Pellegrini 273, también dio su impresión sobre lo que acontece en este cierre de año manifestando que “en la entrega de materiales estamos bien, hubo un inconveniente sindical en la cementeras y en las canteras, pero fueron pocos días los que duró ese conflicto”.

Sobre el cambio de precios en los productos expresaron que “los aumentos son casi permanentes, sube una cosa u otra, mínimo una vez al mes los valores cambian. En cuanto a los porcentajes las empresas grandes por ahí son más prolongados los aumentos. Después hay que ver el tema del flete y el gasoil”.

Aseguraron que “siempre está latente la posibilidad de modificar los precios, aparte avisan de un día para el otro. Nosotros, por suerte, tenemos un buen stock para afrontar las distintas demandas”.

Para El Nuevo Corralón, localizado en Murature 11, el panorama se presenta un poco más complejo. “hay escasez de mercadería hacía nosotros y eso dificulta abastecer a los clientes. Principalmente hemos tenido problemas con las cementeras y las canteras, es lo que más complicado está, el resto se va manejando. Cuando hay paros te complican toda la semana”.

Sobre si se registraron aumentos expresaron “los materiales están aumentando, por ahí sube el ladrillo, en otro momento la cal y cemento, no es que suben los precios todos a la par”, afirmaron desde la empresa.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario