Sin merecerlo, Santamarina logró el triunfo con el que aseguró la clasificación

Santamarina trasladó a las matemáticas su anunciada clasificación al reducido por el segundo ascenso al imponerse anoche sobre Estudiantes de San Luis, por 1-0 en el San Martín, en el cotejo que cerró la penúltima fecha de la primera fase de la B Nacional.

El volante Facundo Curuchet anotó el único gol de un cotejo que le otorgó a su ganador una recompensa inmerecida conforme lo expuesto por ambos conjuntos.

Es que los puntanos una y otra vez pusieron en aprietos al fondo aurinegro y propiciaron una notable faena de Leandro Requena, la figura de la cancha.

Los tandilenses sólo de manera esporádica pudieron hacerse de la iniciativa y se fueron al descanso en ventaja por haber capitalizado una de sus escasas oportunidades de los 45 minutos iniciales. En ese primer período, durante largos pasajes Estudiantes hizo las cosas mejor, pero haber tenido la eficacia como cuenta pendiente lo condenó a una injusta desventaja.

Los de Héctor Arzubialde impusieron cierta superioridad en la zona media merced a la presencia de Emiliano Méndez y a las finas zurdas de Israel Roldán y, sobre todo, de Sergio Viturro, quien se erigió en una amenaza constante toda vez que se soltó a la posición de enganche.

Ya al minuto tembló el arco de Requena, cuando Martín Michel salvó cerca de la línea tras el remate de Moreira Aldana.

La facilidad para recuperar el balón y cierta comodidad para maniobrar en tres cuartos, le permitían a Estudiantes generar riesgo con relativa asiduidad. Tras un error de cálculo de Nicolás Fassino, Viturro puso a Israel Roldán de cara al gol, gestándose la primera gran intervención de Requena en el mano a mano. El “1” también brilló volando para mandar sobre el travesaño el disparo bombeado del propio Roldán, además Federico Scoppa cruzó de manera oportuna ante el peligroso centro de Mario Vallejo, y el travesaño devolvió el remate de Viturro, tras una brillante acción individual de Cristian Núñez.

La intermitencia de “Pitu” González y un Facundo Curuchet desaparecido fueron un hándicap demasiado grande brindado por los de Gustavo Coleoni a la hora de pensar en el arco de enfrente. Fue así que las llegadas sobre el área de Estudiantes fueron escasas, con cierta desprolijidad y en algún caso gestada por errores del rival, como el cometido por Yeison Murillo a 15 segundos de comenzado el encuentro, el cual se saldó con un derechazo de Fernando Telechea apenas ancho. También lo intentaron de arremetida Martín Michel y su homónimo Aguirre tras centro de Fassino, y más tarde Telechea no llegó por muy poco al centro de Curuchet.

El semblante del desarrollo colocaba a Estudiantes con mayores probabilidades de alcanzar el desnivel. No obstante, a poco del descanso fue Santamarina el que se adelantó, logrando el que sería el único gol del encuentro.

Por el centro, “Pitu” González logró conservar la posesión pese al asedio de varios rivales y habilitó a Curuchet, quien definió a la carrera con un envío ceñido al palo izquierdo, dejando sin chances a Valentín Brasca.

Reconfortado por la ventaja, el aurinegro atravesó uno de sus mejores pasajes del partido en el cuarto de hora inicial del complemento. “Pitu” González y Curuchet se amigaron con el balón, fueron más profundos y, defendiéndose desde la posesión, su equipo ya no sufrió como antes, aunque tampoco fue constante en sus avances sobre Brasca.

No obstante, Estudiantes continuaba siendo peligroso cuando se adelantaba masivamente. Carlos Llamos estuvo cerca conectando de cabeza a la salida de un tiro de esquina, y en acción similar el travesaño volvió a ser aliado de Requena, en este caso repeliendo el remate de Viturro.

Paulatinamente, la visita volvió a ejercer el dominio. Hubo un buen ingreso de Agustín Curima, desequilibrante sobre banda izquierda, y de la zurda de Viturro continuaban brotando cosas positivas para su equipo. Justamente Curima forzó otra lucida intervención de Requena, quien se arrojó sobre el primer palo para mandar el balón al córner, y más tarde lanzó el centro para el cabezazo de Emiliano Méndez, acción que derivó en una milagrosa salvada de Roberto Tucker. Quedó claro que no era la noche de Estudiantes en materia de definición cuando Santiago Rodríguez, descuidado por los centrales aurinegros, impactó con el hombro desde inmejorable posición.

Santamarina, que prácticamente no generó riesgo en todo el complemento, cristalizó su clasificación a falta de una fecha para el cierre de esta etapa y ya se enfoca en la búsqueda de su sueño de ascenso.

 

SANTAMARINA 1-ESTUDIANTES 0

 

(7)    Leandro Requena

 

(5)    Fabián Coronel

(6)    Roberto Tucker

(5)    Martín Aguirre

(5)    Federico Pérez

 

(7)    Facundo Curuchet

(6)    Federico Scoppa

(5)    Nicolás Fassino

(7)    Arnaldo González

 

(5)    Martín Michel

(5)    Fernando Telechea

 

Gustavo Coleoni

 

Valentín Brasca (6)

 

Carlos Llamos    (5)

Yeison Murillo  (4)

Fernando Biela  (5)

Juan Marital       (5)

 

Mario Vallejo    (5)

Emiliano Méndez       (6)

Sergio Viturro    (7)

Israel Roldán      (6)

 

  1. Moreira Aldana (5)

Cristian Núñez   (6)

 

Héctor Arzubialde

 

Cancha: estadio San Martín. Arbitro: Luis Alvarez (6). Gol: PT: 43’ Curuchet (S). Cambios: en Santamarina: ST: 25’ Michael Hoyos por Telechea, 39’ Nicolás Valerio por González y 44’ Agustín Politano por Fassino. En Estudiantes: PT: 42’ Agustín Curima (6) por Moreira Aldana. ST: 32’ Santiago Rodríguez por Marital y 39’ Martín Wagner por Vallejo.

 

La figura

Leandro Requena

Fue determinante para que su equipo sume de a tres. Prácticamente no cometió errores y tuvo varias intervenciones decisivas.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario