Sin sorpresas ante la renuncia, Ersinger llamó a ?no invocar la transparencia, sino ejercerla?

En diálogo con El Eco de Tandil, planteó sobre el caso del ahora ex presidente de la Usina que había sido planteado por el bloque que representa “a partir de una nota periodística e imaginamos que el resultado debió haber sido otro, pero la decisión del Intendente -mencionó- fue darle protección y bancarlo”.

“Es una decisión política -advirtió- absolutamente posible y nosotros insistimos en que estaba más que claro y taxativo en el estatuto de que no podía ocupar un cargo en el directorio de la Usina una persona concursada”.

Señaló que “ahora, después de lo que surgió con el tema del Hipódromo, otro tema que también lo involucra a Oscar Maggiori, se suscita el tema del auto, que es otro tema diferente, y escuchamos de parte de algún referente del partido radical justificarlo como que el auto está ‘a nombre del hijo’ y no a nombre de él. Está bien, si quieren seguir encontrando justificaciones, lo pueden hacer porque de hecho -insistió- es una decisión política”.

Puntualizó así que “en mi caso, lo planteé dentro de nuestro bloque como que es lo que corresponde, porque la Usina se sabe que más o menos la mitad del capital es de los tandilenses, entonces la verdad es que nosotros, como representantes de los tandilenses, lo que tenemos que hacer, si detectamos una posible irregularidad, es marcarla”.

 

Sin sorpresas

 

Ersinger aseguró así que la noticia “no me sorprendió para nada”, porque explicó que “vamos encontrando situaciones en algunas áreas de Gobierno que, con el tiempo, van demostrando este tipo de fisuras o irregularidades, no es la primera ni la única, y nosotros lo que hemos peticionado, inclusive yo personalmente desde mi banca, es que cualquier situación que genere algún tipo de duda o sospecha, lo que hay que hacer es allanarse a una investigación y presentar todos los libros y la documentación que haga falta”.

El edil recordó que “este mismo funcionario ya había hecho en una oportunidad una nota en un medio diciendo que si en algún momento él ponía en juego o ponía en riesgo la situación del Intendente inmediatamente daba un paso al costado, pero tuvo que esperar a acumular una serie de casos, como este último del auto”.

 

Una cuestión de “amistad”

Desde su perspectiva, lanzó que la permanencia de Maggiori en su cargo se debió a “una cuestión de amistad personal con el Intendente”, y por eso que también sostuvo que “Tandil tiene una dimensión, es una ciudad que requiere que su administración pública tenga un perfil distinto en cuanto a que no deben estar ocupando cargos centrales amigos o familiares del Intendente, tiene que ser una cuestión que cada vez esté más profesionalizada”.

Advirtió así que “muchos de los problemas que todavía Tandil tiene sin resolver se deben a estas circunstancias, se deben a la falta de profesionalismo de las personas que ocupan cargos centrales”.

“En el caso de Maggiori -puntualmente-, es una persona que inocultablemente es un amigo personal del Intendente -insistió Ersinger- que estuvo a lo largo de toda la gestión ocupando distintos cargos y la realidad es que, lamentablemente, en esta oportunidad se viene con un final no esperado porque uno espera que una función pública termine bien y que eventualmente un funcionario cuando cumple un ciclo, se retire de otra manera y no renunciando por un escándalo como es éste”.

 

Otros casos

Por otro lado, el edil señaló que además “hay otros casos en donde también hay investigaciones judiciales y donde también estamos esperando definiciones: el del Hipódromo es un caso que también ya tiene unos cuantos años y donde hay varios funcionarios involucrados, algunos que están imputados; y hay otros casos como el de Desarrollo Social que también es una Secretaría que tiene una investigación en el plano judicial, que es donde yo siempre sostuve se tienen que sustanciar estas investigaciones donde corresponde que se haga, y que si eventualmente hay algún funcionario, del rango que sea, que está involucrado o sospechado, lo que tiene que hacer es retirarse de la función pública, porque si genera un manto de sospecha, todos nos tenemos que poner a disposición para que la investigación prospere y se despeje la duda porque no podemos seguir en esta época en la que estamos todavía pensando en que haya hechos que no sean transparentes, como después cuando llega la campaña electoral y se habla de transparencia. Lo que hay que hacer es no invocar la transparencia, sino ejercerla”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario