Sin transporte ni escuelas públicas, el paro también se sintió con fuerza en la ciudad

Sin transporte de carga ni de pasajeros, expendio de nafta y clases en la mayoría de los establecimientos educativos públicos, el paro repercutió en Tandil y afectó el resto de las actividades, en el marco de una huelga que surgió de la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT) para luego ser avalada por la CGT Azopardo, de Hugo Moyano, y la CGT Azul y Blanca, de Luis Barrionuevo, y que además sumó el apoyo de la CTA opositora, de Pablo Micheli.

La adhesión a la protesta se pudo percibir en las calles, donde la circulación era de vehículos particulares, y en el funcionamiento parcial de escuelas, mientras que la actividad en el comercio y en la administración pública fue casi normal.

Las escuelas de todos los niveles permanecieron en su mayoría cerradas durante la jornada de ayer. Es que los trabajadores de ATE (auxiliares porteros) y los docentes de los gremios Udocba, FEB, Sutebas Multicolores y DCA (Docentes Confederados Argentinos) se plegaron a la convocatoria de las centrales.

La falta de transporte urbano de pasajeros marcó el tono en la ciudad. Los choferes de las cinco empresas adheridas a la Cámara del Transporte adhirieron al paro y durante toda la jornada no circularon micros por las calles, lo cual afectó a gran número de personas que diariamente utilizan el servicio.

 

 

En la rotonda

 

Los trabajadores de Camioneros promovieron una concentración en la rotonda de las rutas 226 y 30, donde se realizó un seguimiento y el cumplimiento de la medida de fuerza para el transporte de carga (en todos sus rubros).

En el lugar se apostaron algunas unidades, cuyos choferes se acercaron en señal de apoyo, pero también hubo otros que permanecieron allí hasta la finalización de la medida de fuerza.

Ese fue el caso de un camión proveniente de Santa Fe, cuyo conductor fue sorprendido por la huelga en pleno viaje y al llegar a la rotonda estacionó el vehículo a la vera de la ruta desde la mañana y aprovechó para compartir un momento con los trabajadores locales.

 

Paro total

 

En su evaluación de la medida de fuerza, el secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones de Tandil, Abel de Negri, dijo que “prácticamente no circula nadie”, salvo aquellos transportistas que fueron sorprendidos por el paro en pleno viaje.

También indicó que en todas las ramas del transporte el acatamiento fue total, con un porcentaje de adhesión del ciento por ciento. “No hay transporte de caudales, distribución de gaseosas, correos, clearing bancario, transportes de larga distancia. La verdad que el paro fue contundente”, enfatizó.

En cuanto a los reclamos que motivaron la medida, repasó que esta semana comenzaron a discutir en paritarias un ajuste salarial y “por una decisión tomada en asamblea no vamos a firmar menos de un 30 por ciento de aumento”, porcentaje que “creemos que mantiene el poder adquisitivo frente a la inflación”.

“Los trabajadores realmente protestan porque están cansados que el Gobierno nacional les meta las manos en el bolsillo con el Impuesto a las Ganancias”, ratificó.

 

Nuevas medidas

 

Frente a la postura de no acordar un porcentaje de actualización por debajo del número indicado es que el sector advirtió que convocarán nuevas medidas de fuerza en caso no alcanzar un compromiso salarial acorde.

“Si no hay una respuesta con el sector empresarial, donde se viene discutiendo con la presión muy importante del Gobierno para que no se firme más de un 27 por ciento, seguramente vendrán otras medidas de fuerza”, anunció de Negri.

 

Paritarias libres

 

“De este Gobierno no se puede esperar absolutamente nada”, fustigó el sindicalista sobre el límite establecido para las negociaciones salariales y ratificó que las paritarias “deben ser libres y cada organización gremial y sector de la economía sabe cómo está su actividad y en función de eso se debe discutir”.

Luego analizó que el sector bancario admite un reclamo que mantenga “y le gane” a la inflación. “De eso se tiene que ocupar la organización gremial, que sus trabajadores estén cada vez mejor”, evaluó.

Y remarcó que resulta “inentendible” que el Gobierno pretenda que no se supere el 27 por ciento de aumento salarial.

 

>>>RECUADRO<<<

 

DE NEGRI LANZO DURAS CRITICAS AL GOBIERNO NACIONAL

 

“La Presidenta vive en un país de maravilla donde solamente vive ella”

 

En diálogo con el ciclo radial “Dulce o amargo” (104.1 Tandil FM) el dirigente sindical lanzó duros cuestionamientos contra el Gobierno nacional, al que calificó de “autoritario” y negador de  la realidad.

“La Presidenta se cree que vive en un país de maravilla cuando en realidad no es así”, sentenció, y aclaró que el planteo supera al de la discusión salarial y enumeró a modo de ejemplo que alcanza “la merma en algunas actividades de la economía, la inseguridad, lo que cobran los jubilados”.

Con respecto al sindicalismo sostuvo que “los que no hacen el esfuerzo para hacer la unión son justamente aquellos gremios que firman lo que la Presidenta pide, sin pensar en el sector que tienen que defender”.

Valoró que más allá de la “falta de respuesta” del Ejecutivo nacional, “el 90 por ciento del sindicalismo argentino viene reclamando las paritarias libres, el Impuesto a las Ganancias”, entre otros.

 

Un peronismo cerrado con candado

 

En otro pasaje de la entrevista, el secretario general se centró en el impacto de sus declaraciones contra la mandataria y lo que implica para el peronismo y dijo que el partido político se encuentra “desarticulado y cerrado con candado”.

“Es una pena que esté usurpado por esta gente que dice ser peronista, pero que hace todo lo contrario a lo que decía la doctrina de Perón”, cuestionó, y admitió que “es doloroso afirmar esto porque soy peronista”.

También se refirió a la desunión y al rol que jugó el kirchnerismo en esa lógica al señalar que “lo único que hizo fue desparramar todos los sectores, dinamitarlos y cerrar con llave el PJ”, razón por la cual se avanza en la creación de una herramienta electoral.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario