Sobre las problemáticas sociales, Raimondi apuntó a profundizar políticas y gestionar ?en tiempo y forma?

El referente explicó en diálogo con El Eco de Tandil que la entrega que se efectiviza desde la cartera gubernamental que conduce Alicia Kirchner se enmarca dentro del programa nacional Ayuda Urgente, que tiene que ver con “lo que se entrega a la gente en el Centro de Referencia y también a través de algunas unidades básicas”.

En detalle, contó que la ayuda consiste en la entrega de “chapas, aberturas, algún mobiliario”, que si bien no se da en “un monto muy grande”, sirve para solucionar al menos “rápidamente algunas cuestiones básicas”.

Sobre cómo funciona este programa, detalló que “se presenta el requerimiento, una trabajadora social del centro va a realizar un informe y una evaluación social en el domicilio y de acuerdo a cómo den esos índices, se aprueba la ayuda o no”.

Luego, se dirige al Ministerio de Desarrollo Social de Nación, donde se efectiviza la ayuda y viene a Tandil “en unos camiones del ministerio”, relató. En esta ocasión, especificó que la entrega se llevaría adelante entre este lunes y el jueves.

Aprovechó la oportunidad además para aclarar que la acción se enmarca dentro de “un proceso que tal vez no se había dado a conocer, pero se da continuamente”.

 

Su compromiso y labor social

Según confirmó, Raimondi se sumó semanas atrás a Desarrollo Social, tras varios encuentros que mantuvieron el tandilense Diego Bossio (Anses) y la ministra Alicia Kirchner, con el objetivo de profundizar las políticas de esa cartera en Tandil.

Respecto a este nuevo desafío, informó que “el cargo es un contrato como referente del Centro de Referencia de Tandil y lo que estoy trabajando básicamente es toda la relación de políticas sociales vinculada en este momento con el FPV de Tandil”.

En esta evaluación social que realizan y que él viene haciendo dentro del Centro de Referencia, respecto a la niñez, manifestó que “existen algunos bolsones críticos en los barrios tandilenses, en donde la desprotección se ha profundizado”.

“Esto -indicó- respecto al acceso a la educación; a lo que todos supieron en torno a cómo afectó el frío a algunas familias por falta de calefacción; a no llegar la ayuda en tiempo y forma; al tema del trabajo informal; estos son índices que empiezan a preocupar en la ciudad de Tandil”.

A su criterio, consideró entonces que “hay una red que se va rompiendo, que antes servía para contener a este núcleo pero que ahora no es tal y empiezan a aparecer cuestiones claves”.

 

La violencia familiar

Raimondi indicó que hay que agregarle “la cuestión de violencia familiar que también, cuando la crisis aumenta, se despiertan otros rasgos mucho más preocupantes como puede ser la violencia que lamentablemente es mucho más frecuente de lo que nosotros pensamos e incluso de lo que se denuncia”.

Consultado si estos casos -en su mayoría- se presentan en barrios puntuales, aclaró que no quiere “estigmatizar ningún barrio en particular, se da en núcleos duros de marginación y de pobreza en distintos lados. El tema de los pibes en la calle, la falta de contención social, deportiva, cultural, es también preocupante. Con sólo cruzar la Ruta 226 o ir a distintos barrios a partir de las 18, lo vamos a ver claramente sin ser especialista en el tema”.

 

Profundizar las acciones

Respecto a cómo se planifican las acciones tendientes a profundizar el trabajo sobre  estas problemáticas sociales, admitió que “no hay recetas mágicas”, pero consideró que “hay que profundizar las políticas de asignación, de vivienda, el tema del acceso a la educación, hay muchos pibes que están dejando la escuela y no existen programas de reincorporación a la escuela y en eso hay que trabajar mucho”.

“También -enfatizó- en lo que es deporte y recreación social, y sobre todo, hay que gestionar en tiempo y forma, hay que hacer gestión social en tiempo y forma”.

Advirtió en este contexto social que “hay cuestiones urgentes que uno debe llegar”, porque -señaló- “cuando no se pudo prevenir, hay que llegar en la ayuda en forma constante y permanente, y además proyectar algunas cuestiones a mediano plazo que tienen que ver con el fortalecimiento de las organizaciones barriales, volver a armar esta red de organizaciones que en un tiempo funcionó -cuando hablo de organizaciones hablo de organizaciones para la niñez, de centros de jubilados, de los centros de salud, de todas las organizaciones que tienen incidencia fuerte en el propio contexto social”.

Raimondi subrayó que “ésta es la única manera, profundizando la política social en forma planificada y por supuesto destinando recursos, no se puede hacer política social sin recursos”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario