Sufrió 141 robos en sus dos estaciones de servicio

El último hecho, de acuerdo con lo señalado por el comerciante, tuvo lugar el pasado fin de semana en horas de la noche, cuando un delincuente armado ingresó a la parte del autoservicio de una de las estaciones de servicio, donde logró hacerse de toda la recaudación de la jornada y escapar a pie.
“Es complicado seguir trabajando así, esto te jode la moral”, señaló Hugo Beber, propietario del negocio asaltado y de la otra estación de servicio: entre los dos comercios suma 141 robos. En esta oportunidad, le tocó a la de calle 13 y 520, cuando dos empleadas que atendían el autoservicio, fueron sorprendidas por el audaz atacante, según lo señalado en la edición de la fecha del diario El Día de esta ciudad.
En base a las palabras del propietario, pudo saberse que el delincuente habría tardado menos de un minuto en consumar el hecho. “Llegó, sacó el arma, pidió la plata y se fue caminando”, resumió Beber, al dar cuenta del robo al comercio. El propietario manifestó que lo que agradece es que no hubiera clientes al momento del hecho.
“Es así, un día te vienen a comprar y al otro te roban”, explicó el propietario, conocedor del procedimiento de los atacantes después de los reiterados robos a sus dos estaciones de servicio. En los últimos meses, fueron varios los asaltos sufridos en las expendedoras de combustible de Beber, quien agregó que “varios de los empleados han dejado de trabajar por la constante inseguridad”.
Las imágenes de las cámaras de seguridad muestran la tranquilidad del atacante, quien ingresó al local sin siquiera cubrirse de la filmación. Luego, de acuerdo con lo señalado, extrajo un arma y no encontró oposición en sus víctimas, que le entregaron el dinero que había en la caja.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario