Suspenden por “incostitucional” el traspaso a municipios de comedores escolares

El titular del Juzgado Contencioso Administrativo 1 de La Plata, Luis Arias, suspendió la municipalización del servicio de comedores escolares que había dispuesto el Gobierno bonaerense por considerarlo “inconstitucional” y ordenó que el sistema continúe gestionado por los Consejos Escolares.

A través de una medida cautelar, el magistrado suspendió “hasta que se resuelva la cuestión de fondo” un decreto dictado a fines del año pasado por la gobernadora María Eugenia Vidal por el cual se traspasó la gestión del Servicio Alimentario Escolar (SAE) de los Consejos Escolares a los municipios.

El juez resolvió que aquellos municipios que habían comenzado a aplicar la medida como prueba piloto (Hurlingham, Lanús, Morón, Junín, San Isidro, Pinamar, Vicente López, Tres de Febrero, Escobar, Pilar, Ezeiza y Almirante Brown) tendrán 30 días para volver al anterior sistema.

El planteo judicial había sido realizado por un grupo de consejeros escolares de la provincia, que se oponían a que el SAE pase a ser controlado por los municipios.

En su fallo, Arias consideró que la medida resulta “contraria a las disposiciones constitucionales y legales vigentes, que expresamente disponen que los servicios educativos, con exclusión de los aspectos técnico–pedagógicos, estarán a cargo de los consejos escolares”.

Fuentes del Gobierno bonaerense consultadas por Télam expresaron que este mediodía aún no habían sido notificados de la decisión de Arias ni sus alcances, pero remarcaron que, “según el artículo 203 de la Constitución Provincial, los Consejos Escolares tienen bajo su órbita ‘la administración de los servicios educativos’, con exclusión de los aspectos técnicos pedagógicos que están a cargo del gobierno provincial”.

De este modo, todo indicaría que el Ejecutivo provincial apelará la resolución dictada por Arias, que ordena dar marcha atrás con la decisión tomada en relación a la gestión de los comedores a fines del año pasado.

“El SAE, evidentemente, no integra ningún servicio educativo sino que se trata de una prestación adicional para garantizar una adecuada nutrición como elemento igualador mínimo a cargo del Estado”, aclararon fuentes de la Gobernación.

En este sentido, subrayaron que “los fondos para el Servicio Alimentario Escolar son de la Provincia” y que, con el decreto dictado a fines del año pasado, “la única diferencia es que se transfiere el dinero al municipio y no al Consejo, dado que los municipios tienen mejor aceitados los sistemas para hacer contrataciones y una infraestructura más amplia”.

El Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires, a cargo del Servicio Alimentario Escolar, dispuso los cambios en cuestión a través del Decreto 2077/16 con el objetivo de mejorar la alimentación de los 1.600.000 alumnos que todos los días comen en las escuelas bonaerenses.

La decisión se tomó en base a un estudio realizado en más de mil escuelas por equipos técnicos de la Universidad Nacional San Martín, la Universidad de La Plata, el Centro de Estudio sobre Nutrición Infantil (CESNI) y el Centro de Estudios sobre Políticas y Economía de la Alimentación (CEPEA).

Algunas de sus conclusiones fueron que sólo el 31 por ciento de los desayunos contaban con presencia de leche, que el 98 por ciento no cumplía con un programa de capacitación para el personal de cocina y que el 61 por ciento de los establecimientos carecía de los utensilios necesarios.

En base a ese diagnóstico, se dispuso la ampliación del SAE “para adecuarlo a una política nutricional de todos los niños y jóvenes escolarizados con necesidades nutricionales y/o en situación de riesgo social”.

A partir de entonces, los municipios que firmaron el convenio, se vieron obligados a cumplir con metas nutricionales obligatorias en el menú, como así también a la realización de obras de infraestructura para mejorar las condiciones de los comedores y la capacitación a quienes estén en las cocinas sobre aspectos bromatológicos básicos.

La medida dispuso una modalidad específica de ejecución, acordada con los municipios, que incluye la transferencia de los recursos necesarios para que los gobiernos locales adquieran los alimentos siguiendo las pautas contractuales y nutricionales que establece la Provincia, y bajo su control.

Dentro de todas las medidas adoptadas, también se incrementaron los fondos para el SAE, se duplicaron los montos en 2016 y para 2017 y, a partir de mayo, habrá otro aumento del 30 por ciento.

Además, en los municipios ya se realizan obras en las cocinas con una inversión extra de 14 millones de pesos por parte de la gestión provincial.

Fuente. Télam

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario