Por la demanda, restringen las visitas a los pacientes internados en el Hospital de Niños

Por decisión de la Dirección del Hospital de Niños “Dr. Debilio Blanco Villegas” se suspenden momentáneamente las visitas a los niños internados, que quedarán a cargo de un solo familiar, en función de esta época del año en la que se registra una alta incidencia de enfermedades respiratorias.
Las autoridades del centro asistencial pediátrico indicaron que la medida, que permanecerá vigente hasta nuevo aviso, se adoptó para evitar posibles contagios y favorecer una rápida recuperación de los pacientes, por lo que solicitaron se sepa disculpar por las posibles molestias ocasionadas.
Además recordaron que se utilice el servicio de guardia solo para casos de emergencias y que la atención es por complejidad y no por orden de llegada. Al mismo tiempo detallaron que si las patologías no son urgentes se deberá asistir a los consultorios externos del Hospital.
“En este tiempo de tantas enfermedades respiratorias quiero insistir con que la gente que venga la guardia lo haga con patologías que realmente lo justifiquen, que no vengan por cosas banales que se manejan por consultorio externo, aunque haya que esperar. Que sean prudentes, que usen la guardia para las emergencias y con eso nos van a ayudar un montón”, enfatizó la directora del centro asistencial pediátrico, Marta Brea.

“Cuidar al
niño internado”

A más precisiones la médica explicó ante El Eco Multimedios las razones de la decisión que se replicó el año pasado por las mismas razones.
Al respecto contextualizó que el Hospital se encuentra “casi completo, con internaciones y mucha rotación de cama”, circunstancias que generan “mucha cantidad de gente que va a circular en el sector de internación”, un área que “para nosotros es sagrada; hay que cuidar mucho a esos niños”.
Puntualizó que la mayoría de las patologías es por problemas respiratorios y de índole infecciosa por lo que “tenemos que ser muy prudentes”.
Y en ese sentido describió que durante el horario de visita, que se extiende durante una hora, “vienen una o dos personas y sumamos alrededor de un centenar dando vueltas por el sector de internación y realmente en estos momentos se hace muy difícil”.
La médica puntualizó que la acción apunta a “cuidar al niño que está internado” e insistió en que los menores se encuentran alojados en el sector “por un problema respiratorio infeccioso y por eso estamos cuidando también al resto de la población”.
En cuanto al lapso que se mantendrá la medida señaló en que mientras la sala se encuentre con “tanta internación como tenemos ahora creemos que esto es lo más correcto”, y estimó que una vez que comienza a disminuir el número de internaciones se liberarán las visitas.
Y citó que en años anteriores en que implementó esta modalidad la restricción se mantuvo hasta septiembre, cuando comenzó a disminuir la demanda por enfermedades respiratorias.

Una médica en
la residencia

En el año de su octavo aniversario el Hospital de Niños comenzó formar parte de la red de residencias pediátricas, por lo que nuevos médicos pediatras empezarán a formarse en la institución sanitaria.
La formación durará cuatro años y cada residente requerirá de rotaciones por diferentes servicios, por lo que se sumará también el Hospital Santamarina, con sus áreas de neonatología y maternidad. También los residentes pasarán por la red de Atención Primaria y con la posibilidad de actividades en el Hospital Larreta de Vela.
A partir de su incorporación Brea anunció que una residente se encuentra cumpliendo con el programa, con quien tuvo oportunidad de conversar “y me dijo que está muy contenta, que tiene un instructor para ella”.
“Me contó que todos los médicos del Hospital se suman para ayudarla en el aprendizaje, así que es una formación individualizada”, describió y destacó que “pocas veces se da esto que es tan bueno”.
En cuanto a la iniciativa adelantó que en julio habrá una readjudicación y no descartó la posibilidad de sumar un segundo residente y explicó que a la iniciativa le faltó promoción dado que “dos días antes de que salieran los exámenes de residencia pudimos avisar que se abría en Tandil”, por lo que apuntó a su crecimiento.

Mejoras en
algunas salas

Por otro lado Brea avanzó sobre los proyectos previstos junto a la Fundación del Hospital de Niños y adelantó que evalúan invertir los fondos en mejoras en el sector de primera y segunda infancia.
Y ejemplificó que la sala de lactantes, al cerrarse durante el verano porque las internaciones disminuyen “nos da la posibilidad de pintarla, refaccionarla”. Pero la de primera y segunda “no se cerró nunca, entonces de a poco, cuando baje la internación, vamos a ir dedicándonos de a una o dos habitaciones por vez para dejarlas como se merecen estar”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario