Tandil cuenta con unos 300 profesionales matriculados en el Colegio de Veterinarios

 Veterinarios e ingenieros agrónomos celebran hoy su día, al cumplirse un nuevo año desde que en 1883 se iniciaran los cursos en el Instituto Agronómico Veterinario de Santa Catalina, en la provincia de Buenos Aires.
El Eco de Tandil dialogó con Héctor Fernández, presidente del Distrito 6 del Colegio de Veterinarios bonaerense.
La entidad se divide en 14 distritos y Fernández preside la región conformada por Rauch, Ayacucho, Tandil, Gonzales Chaves y Tres Arroyos, en la cual unos 500 veterinarios aparecen matriculados en la institución, lo que representa ?un buen número? y que ubica a este partido en el tercero o cuarto lugar.
De los 500 profesionales colegiados, y teniendo en cuenta el ?movimiento de la profesión?, en Tandil el número de veterinarios que ejercen serían unos 300. Contar con la Facultad de Ciencias Veterinarias fue un factor que incidió en ese sentido, puesto que la ciudad ?atrae un poco a los estudiantes con el hecho de quedarse? y eso ?se ve mucho en la gente que viene de lugares más chicos, donde tal vez no ven la posibilidad de ejercer como quisieran?. Entones ?empiezan a ver a esta ciudad como un lugar para trabajar?, apuntó Fernández.
En un repaso por la actividad, el veterinario contó cuáles son las acciones tendientes a lograr que el profesional acceda a la colegiatura de una profesión en notable crecimiento.

La función
del Colegio

El trabajo que aborda el Colegio de Veterinarios es sobre los matriculados, es decir, ?tratar de nuclearlos dentro del Colegio?, señaló Fernández, pero también controla, por ejemplo, la habilitación de las veterinarias.
?Uno trata de ir un poco más allá de eso, pero lo que pasa es que te tildan de perseguir veterinarios, que no es ese el objetivo? sino, por el contrario, ?buscamos ayudar al colega ante cualquier situación?.
Acompañando la expansión de Tandil, la actividad desarrollada por los veterinarios también fue creciendo: ?La especialización dentro del área de los pequeños en dermatología, oftalmología, cirugías especiales, traumatología? permitió ?a la ciudad tener la posibilidad de encontrarse con profesionales abocados a una actividad y poder darle a su mascota la mejor calidad de vida?, manifestó el presidente. Y esto también se vio reflejado en la gran cantidad de oferta en cuanto a veterinarias, no sólo en el centro, si no en varios puntos de la zona urbana.
En muchas ocasiones, en el trabajo de ?perseguir veterinarios?, se intenta terminar con las prácticas ilegales en la profesión, que es algo que sucede. Esta situación muchas veces se ?hace muy difícil?, dado que se necesitan pruebas que den testimonio de la existencia de personas que estén ejerciendo como veterinarios sin tener título.
Para finalizar, Fernández saludó a los colegas en su día y llamó a sumar voluntades para que se produzca el crecimiento la profesión.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario