Tandil fue declarada ?Cuna de la Aviación Iberoamericana?

Hoy, a las 11, en el Salón Blanco de la Municipalidad, se llevará a cabo un acto ya que el Concejo Deliberante declaró a Tandil ?Cuna de la Aviación Iberoamericana?.
Por tal motivo, ayer por la mañana se desarrolló una reunión para ultimar los detalles de la organización, entre los concejales Juan Pablo Frolik, Gastón Morando, Ernesto Palacios y Dora Scafoglio; el secretario de la Legislatura Diego Palavecino, y el profesor Salvador Roberto Martínez, presidente del  Instituto Newberiano y del Instituto Eduardo Olivero.

La ordenanza

El Concejo Deliberante proclamó a la ciudad ?Cuna de la Aviación Iberoamericana ? e instituyó el 25 de mayo como ?Día Municipal del Nacimiento de la Aviación en Iberoamérica?, con actos recordatorios incluidos en el programa oficial de la fecha patria.
El artículo tercero propone la difusión en los establecimientos educativos de la historia aeronáutica local, desde sus inicios hasta la actualidad, incluyendo las acciones heroicas que, durante la Guerra de las Islas Malvinas, llevaron a cabo pilotos de la VI Brigada Aérea con asiento en esta ciudad.
La ordenanza señala también la creación de un circuito turístico aeronáutico, diseñado por el Departamento Ejecutivo y el Instituto Mixto de Turismo.
Finalmente, el artículo quinto promueve la declaración de ?Tandil, Cuna de la Aviación Iberoamericana?, a través de las Cámaras de Diputados y Senadores provinciales y nacionales.
La ordenanza nació por una solicitud del Círcolo Calabrese di Tandil y el Instituto Eduardo Olivero, a través de su presidente, el profesor Salvador Roberto Martínez, sobre la base de hechos históricos acontecidos en Tandil. Por ejemplo, la historia de Guido Dinelli, un inmigrante calabrés que se dedicaba a reparar calzado. Los pies en la tierra, pero la imaginación volando alto, libre, como los pájaros. Precisamente en las aves se inspiró para construir el artilugio que lo haría despegarse unos metros del suelo, apenas cinco meses y ocho días después de que, en los Estados Unidos, los hermanos Wright hicieran su primer vuelo, el 17 de diciembre de 1903.
Dinelli había programado concienzudamente su intento de vuelo para el 25 de mayo de 1904, en adhesión a los festejos por los 94 años del primer grito de libertad.
Y con la apropiada dimensión que el tiempo le da a los hechos de los hombres, se ve claramente que lo del zapatero fue una hazaña.
Se reconoce en Dinelli la impronta extraordinaria del investigador, que sin conocimientos específicos en una materia que aún estaba por desarrollarse, se lanzó a la aventura con la referencia de las aves que veía surcar los cielos, y que le fascinaban.
La hazaña constituyó un desplazamiento por el aire de más de 180 metros, de la que se conserva una fotografía; un artículo del diario La Democracia y numerosos testimonios orales de la época que fueron recogidos por investigadores y preservados para la posteridad.
Cabe destacar que estos acontecimientos fueron debidamente avalados por más de 95 historiadores aeronáuticos de todo el mundo y publicados en los anales del VII Congreso de Historia Aeronáutica y Espacial, celebrado en 2003 en Santiago de Chile.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario