Tandil recibirá 128 millones para obra pública, detalló el ministro Lacunza

Hernán Lacunza, ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, estuvo ayer en Tandil y dentro de la cargada agenda que desarrolló, pasó por el programa “La ciudad” (Eco TV), donde se refirió a la situación de la economía nacional y el aumento de tarifas.

El funcionario mantuvo una reunión con sector el productivo local junto al Intendente, participó de una actividad en la Universidad y estuvo con productores de todo tipo, desde el industrial al agropecuario, con hincapié en el Parque Industrial y en el Polo Tecnológico de la ciudad, llevando el mensaje de la Gobernadora y principalmente escuchando cuáles son las necesidades.

Lacunza, quien se desempeñó durante cinco años como gerente del Banco Central y además asesoró a empresarios, hizo referencia a las futuras obras señalando que “Tandil estará recibiendo este año más de 128 millones de pesos para obras que beneficiarán a todos los habitantes. Es prioridad de la Gobernadora acompañar a los intendentes con proyectos de provisión de agua potable, como el que se realizará en la zona de La Elena, que representará una inversión de 10 millones de pesos”.

Continuó narrando que “habrá importantes obras de pavimentación en distintos barrios, donde podemos nombrar entre otros La Movediza o El Tropezón, que demandan otros 40 millones de pesos en inversión. También hay que mencionar un importante plan de construcción de viviendas por más de 30 millones de pesos que realiza el Ministerio de Infraestructura. Estos son recursos de la Provincia que van a llegar directo a los vecinos. La Provincia venía invirtiendo solo un 3,7 por ciento en obra pública y en solo meses ya pasamos al 6 por ciento de nuestro presupuesto”.

 

Economía

 

Sobre el actual momento económico que vive el país señaló que “es el tiempo de correr el velo de una ficción que estábamos viviendo, la que estaba muy atada a mecanismos artificiales con el mercado de cambio y de energía, y que nos tenía empantanados no en los últimos cinco meses, sino que hace cuatro años y cinco meses que la economía no crece”.

Señaló que “estamos fertilizando el terreno para que los próximos cuatro años sean de un crecimiento sostenido. Sabemos que este es un momento delicado, correr el velo no es simpático y saber que no éramos tan ricos como presumíamos puede tener un impacto social por ejemplo en las tarifas de servicios públicos. Pero con la confianza que hay que decirle la verdad al ciudadano y a partir de esos mecanismos a producir e invertir, vamos a despegar, con el gradualismo y la parsimonia de todos los procesos económicos”.

Lacunza sostuvo que “cuando digo gradualismo no se pasa de invierno a verano instantáneamente, siempre hay un período de brotes primaverales que es lo que estamos viendo ahora en materia de inversión, de llegada de confianza del exterior y local”.

 

Tarifas

 

El reclamo generalizado tanto al Gobierno nacional como provincial es el excesivo incremento en las tarifas de distintos servicios, lo que provocó un cimbronazo en la economía de los ciudadanos e innumerables reclamos.

Al respecto dijo que “se ha hecho una tarea muy quirúrgica en cómo se actualizan esas tarifas. Para explicarlo, lo que valía 100 se cobraba 20 y ahora en la factura de energía se ajustó una parte de esa realidad”.

Agregó que “parte de la ficción es pensar que cuando pagamos 20 algo que cuesta 100, no lo pagamos nosotros. En realidad ese costo de la energía que no abonamos a través de la factura, lo pagamos por otro lado, pero lo hacen los mismos contribuyentes. Lo paga el Estado que somos nosotros. Cada vez que comprábamos en el supermercado o cargábamos combustibles pagábamos nuestros impuestos”.

Cuando se le mencionó que los impuestos la gente los seguía pagando, pero que el aumento había sido por demás importante en el usuario común y en las empresas, el ministro manifestó que “el aumento de la tarifa promedio en la Provincia fue del 300 por ciento”, dijo “no poder responder caso por caso” y retomó al concepto anterior señalando que “pensar que la diferencia la pagaba un marciano, es una ficción. Esa diferencia la pagábamos con algunos impuestos, o lo que es peor aún, con la emisión monetaria del Banco Central y eso es inflación que la pagan y perjudican a los pobres”.

Remarcó que “estamos diciendo cuál es la situación y no engañar más al ciudadano, subestimando su inteligencia respecto a que se puede vivir en una situación ficticia y con mecanismos de represión de las consecuencias. El exceso de demanda de aquellas tarifas se resolvía, igual que con el dólar, con que había cepo y no se podía comprar, y en el caso de la energía con cortes de luz. No se puede tener la tarifa más baja del mundo y que no se corte la luz, son dos caras de una misma moneda”.

Afirmó que “los ajustes que tengamos que hacer en el proceso y que el Gobierno nacional está tomando nota, si hay un exceso se va a corregir, si hay alguna contemplación como en la Patagonia, se hará, y si se cometió algún error se revertirá. Se atenderá y dialogará con todos los sectores productivos y residenciales. Esta decisión es en el sentido de recrear el círculo virtuoso y volver a tener una economía que crezca y no que esté estancada como hace cuatro años”.

 

Tiempos

 

El funcionario provincial se refirió también al tiempo que demandará salir de esta situación, expresando que “este semestre que termina será el más difícil de la transición. No es una profesión de fe, sino la evidencia que recojo en los números y también en lo que indica mi agenda con recepción de inversores interesados en venir a la Provincia, del sector financiero y del sector real. La inflación va a bajar rápidamente a partir de aquí”.

Añadió que “la inflación del verano no se puede analizar, está influida por factores transitorios y no permanentes como el tipo de cambio de diciembre o las tarifas del verano. Eso en el segundo semestre no volverá a suceder y vamos a terminar el año con una inflación del 25 por ciento anual. Y el año que viene rondará el 15 por ciento anual en un proceso gradual y persistente a la baja. Hay un plan de obra que en el caso de la Provincia asciende a 20 mil millones de pesos cuatriplicando la obra pública anterior”.

Expresó que “el Gobierno está haciendo lo que dicen los libros con la inflación, no hace magia. Se está suavizando la emisión monetaria para financiar al tesoro, corrigiendo el déficit fiscal de manera sostenida pero gradual, sabemos cómo bajar la inflación y eso está haciendo la Argentina”.

 

 

Buscan recuperar el Fondo del Conurbano

 

El ministro también se refirió a lo que están desarrollando para recuperar algo que en la última década se perdió.

Sostuvo que “el Fondo del Conurbano se ha ido deteriorando a través del tiempo. En los últimos diez años la inflación lo esmeriló casi en su totalidad. Se llama Fondo del Conurbano, y la Provincia y recibe el 1 por ciento. En este momento estamos recorriendo el camino institucional para hacer el plateo donde corresponde”.

Aseveró que “ya lo hicimos en la Legislatura bonaerense; la Gobernadora fue a la Cámara de Diputados del Congreso Nacional, que el que define sobre los fondos federales, y el pasado martes hicimos lo mismo en el Senado. Creemos es el momento de dar esta discusión para recuperar fondos para todos los bonaerenses”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario