Tandil sacó una diferencia mínima de cara a la revancha

Tandil tuvo dos goles de ventaja en un par de oportunidades durante el partido, pero no supo defenderla y dejó que Lobos, con más ímpetu que fútbol, lograra el descuento en un segundo tiempo que tuvo cinco goles y casi todas las emociones.
Fue, como en habitual en esta categoría, un partido casi sin pausa, con mucho despliegue, intenso y con un  par de jugadores que marcaron la diferencia en cada equipo. 
Lobos arrancó parado en campo contrario, dispuesto a presionar e interrumpir el circuito de juego local, y al minuto tuvo una chance clara de ponerse en ventaja, cuando Facundo López desbordó por  la derecha y encontró a Juan Ignacio Cepeda en el punto penal, pero el 9 visitante no pudo con el achique de Tomás Casas. 
Tandil se fue acomodando, y eligió el sector izquierdo para atacar. Por ahí, Francisco González Metilli desbordaba cada vez que se lo proponía, aunque sus peligrosos centros no encontraban eco dentro del área. El equipo de Lautaro Llano no lograba crear situaciones claras, y las veces que inquietó en esos primeros minutos fue por la escasa seguridad que brindaba Lautaro Diez, el arquero visitante.
Los defensores locales apelaban demasiado al pelotazo en la primera parte del encuentro, y no le permitían a los de arriba juntarse para generar juego. Nicolás Auce no encontraba la pelota y su función de armador se diluía. Sin embargo, en los últimos 10 minutos aparecieron algunas combinaciones de los mejores jugadores tandilenses para inquietar al fondo de Lobos. Cuando Juan Pablo Alvarez y González Metilli se juntaron por la izquierda llegaron las chances. A los 35, el movedizo Claudio Fuentes no pudo definir un centro al segundo palo de González Metilli, y un rato más tarde fue el volante por izquierda el que quedó frente al arquero tras una habilitación de Alvarez, pero no logró concretar. 
En los primeros minutos de la segunda parte Tandil pareció resolver el partido. Salió más decidido, encontró buenas combinaciones para acercarse al área rival y supo aprovechar sus chances. En dos minutos estaba 2-0 arriba y parecía que Lobos se derrumbaba. 
Primero, un centro desde la derecha de Federico Ducant le cayó a González Metilli, que habilitó con precisión a Alvarez para que definiera al palo derecho de Diez. Y en la siguiente jugada, Fuentes encontró un mal despeje del arquero en el punto penal, remató de zurda, y luego definió de derecha tras aprovechar el rebote de su propio disparo. 
Lobos salió a jugarse sin muchos argumentos, y enseguida encontró el descuento en una jugada que delató la inexperiencia de los chicos tandilenses. Un tiro libre a cinco metros del área fue ejecutado por Lucas Healy mientras Casas armaba una barrera que los jugadores de Lobos no habían pedido, y llegó el primer gol visitante. 
Tandil sintió el golpe de ese tanto inesperado, y Lobos lo aprovechó para ir por el empate. Y la defensa pasó algunos sobresaltos, sobre todo con las pelotas aéreas. Al local le costaba hacer pié y volver a tener la pelota para buscar estirar la ventaja. En ese momento de confusión, el que apareció con su gran capacidad de desequilibrio fue Alvarez. Por momentos se hizo incontenible para la defensa lobense, y comenzó a generar situaciones. A los 25 hilvanó una gran jugada en la medialuna del área, y su remate pasó rozando el ángulo derecho. Y en la siguiente jugada, ingresó por el segundo palo, encontró al arquero a mitad de camino y definió por arriba para el 3-1. 
Parecía el gol que podía tranquilizar definitivamente a Tandil, para aprovechar el adelantamiento de Lobos y encontrar algún gol más que consolidara la ventaja de cara a la revancha. Pero otra vez Lobos fue con el empuje del volante central Franco Moyano, y encerró a Tandil contra su área. A cinco del final, Nicolás Marco, el volante creativo visitante, hizo un par de enganches en el área y obligó a una gran atajada de Casas. Sin embargo, no se conformó y tuvo su revancha: fue a buscar el córner al primer palo y anticipó a todos para el 3-2. 
Lobos se envalentonó con el nuevo descuento y siguió inquietando a Casas, primero con un remate de larga distancia de Cepeda, y luego con una media chilena del ingresado Pablo Rolandi, aunque el visitante no contó con jugadas claras para empatar. Tandil, con algunos de sus jugadores muy cansados en los últimos minutos, buscó con alguna jugada individual de Alvarez, pero no tuvo chances de marcar antes del silbato final del balcarceño.
 
La figura
Juan Pablo Alvarez
 
Más allá de las dos conquistas, fue factor de preocupación permanente para la defensa de Lobos, con su capacidad para jugar de espaldas al arco y su habilidad en el mano a mano. Un jugador desequilibrante para el seleccionado tandilense.
 
TANDIL 3
 
(6) Tomás Casas
 
(5) Federico Ducant
(6) Facundo Ledesma
(6) Gonzalo Fernández Páez
(5) Damián Fernández
 
(6) Ariel Fernández
(6) Juan S. Altamiranda
(7) Francisco González Metilli
 
(5) Nicolás Auce
 
(6) Claudio Fuentes
(8) Juan P. Alvarez.
 
DT: Lautaro Llano.
 
LOBOS 2
 
Lautaro Diez (4)
 
Julián Vera (5)
Lucas Healy (6)
Sebastián Omar (5)
Santiago Elorrieta (5)
 
Bernardo Ayastuy (6)
Franco Moyano (7)
Nicolás Polenta (5)
 
Nicolás Marco (7)
 
Juan Ignacio Cepeda (6)
Facundo López (7)
 
DT: Juan Carlos Cepeda
 
Cancha: estadio San Martín. Arbitro: Javier Larripa (Balcarce). Goles: ST: 1' Alvarez (T), 3' Fuentes (T), 7', Healy (L), 30' Alvarez (T), y 35' Marco (L). Cambios: en Tandil: Luciano Sequeira por Damián Fernández y Lisandro Archuby Fuentes. En Lobos, Pablo Rolandi por Polenta; Hugo Ortiz por Ayastuy. 
 
FOTO: ALVAREZ
 
Juan Pablo Alvarez, en una de sus peligrosas incursiones en el área de Lobos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario