Tandil se prepara para su cuarto ?Folklorazo?

El cuarto “Folklorazo” tendrá lugar el domingo 10 de noviembre, Día de la Tradición, en el anfiteatro municipal “Martín Fierro” (Juldain y Dorrego), a partir de las 18 .
Entre los artistas de Tandil y la zona que actuarán en la oportunidad se encuentran:  grupo Ofrendas, Franco Ferrer, Llera Trío, Los Chapuceros, El “Pájaro” Gómez, Peña el Cielito, Agrupación Folclórica Tandileofú, Talleres Municipales, Kisuwen Vela, El Encuentro, El Fogón de Napaleofú, Pampa y Cielo de San Manuel y Quebracho de La Dulce.
El gran cierre musical estará a cargo de Yamila Cafrune y Facundo Ramírez.
Si bien la entrada será libre y gratuita, se habilitará una alcancía para colaborar, a voluntad, con el Hospital de Niños “Dr. Debilio Blanco Villegas”.
La invitación se hace extensiva a toda la comunidad,  para celebrar juntos el Día de la Tradición, con una propuesta variada y de calidad, festejando y reafirmando nuestras raíces.
 
Homenaje
 
Durante el cuarto “Folklorazo tandilense” se homenajeará a dos de los mayores exponentes de la música folclórica argentina: Jorge Cafrune y Ariel Ramírez,  a través del espectáculo que presentarán sus hijos, Yamila y Facundo, quienes actuarán al cierre de la jornada.
Jorge Antonio Cafrune, apodado "el Turco", fue uno de los cantantes folclóricos argentinos más populares de su tiempo, además de un incansable investigador, recopilador y difusor de la cultura nativa.
Ariel Ramírez: músico de extensa trayectoria -compositor y pianista-, fue una de las figuras más destacadas del nativismo argentino. Difusor de la cultura tradicional a través de una amplia discografía y de sus actuaciones al frente de su compañía de folclore desde 1955 hacia 1980. Autor de numerosas canciones criollistas sumamente populares y de la Misa Criolla, una de las obras más importantes de la música argentina.
  
Cafrune y Ramírez
 
Yamila Cafrune y Facundo Ramírez supieron abrirse camino imponiendo cada uno su propio repertorio, alejados de estridencias, exitismos, permitiéndose a su vez, reinterpretar la obra de sus antecesores con total libertad para conservar en ella su raíz y su autenticidad.
 Gracias a esa libertad es que, a la hora de elegir el repertorio, los músicos coincidieron en hacerlo “bien criollito”, quizás como para redescubrirse a ellos mismos en ese pasado que los marcó en la música argentina para siempre.
 Así es que los grandes clásicos de nuestra música volverán a ser interpretados como si fuese la primera vez.
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario