Tandil sería subsede del peronismo disidente, con el Movimiento Productivo de Duhalde

Campo fértil para nuevas alianzas entre viejos actores, la interna del Partido Justicialista en su superestructura comienza a mostrar sus primeros movimientos, en este caso bajo la digitación del ex presidente de la Nación Eduardo Duhalde.
Según publicó Diario Perfil, el Movimiento Productivo Argentino será central en su reconstrucción y Tandil aparece entre los primeros distritos bonaerenses en donde el hombre del conurbano intentará hacer pie.
Duhalde trabaja para que los Kirchner pierdan las próximas elecciones legislativas, lo que provocaría que casi de manera inevitable dejen la presidencia en 2011. Esa es su tesis. Nunca lo va a admitir en público, pero inició un plan de reunión y expansión del peronismo disidente que busca ese objetivo final. En las próximas semanas abrirá subsedes de su Movimiento Productivo Argentino (MPA) en varias provincias y en casi todas las secciones electorales de Buenos Aires. En la superficie, esas oficinas servirán para promover el diálogo social e impulsar un modelo productivo. En privado, los duhaldistas son más crudos: ?Van a funcionar como unidades básicas?.
Duhalde reaparecerá en público dando una charla junto a Jorge Busti, el jefe del PJ rebelde de Entre Ríos. Será otro festival de críticas peronistas al manejo del Gobierno y del partido que hacen los Kirchner.
El bonaerense prepara además otro golpe directo al corazón de Olivos: el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, aceptó su invitación y también se incorporará a las charlas itinerantes y mediáticas del MPA. Se transformará así en el primer gobernador del kirchnerismo que salta a las filas del PJ rebelde. La información fue confirmada por fuentes del Gobierno de Chubut.
El ex presidente, mientras tanto, quiere consolidar la estructura territorial de su movimiento. Abrió una sede del MPA en Mar del Plata y en los próximos días inaugurará subsedes en La Plata, Carmen de Patagones, Tandil y San Nicolás.
La idea es cubrir los 134 distritos bonaerenses y alcanzar a tener oficinas y representantes en la mayoría posible de las provincias, a las que visitará personalmente. Cualquier parecido con una campaña no es pura coincidencia.
El ex presidente hace equilibrio y no quiere hablar por ahora de candidaturas para evitar que explote la sensibilidad personal de cada uno de los jefes territoriales a los que convocó. Cree que la única chance que tiene el PJ opositor de vencer al oficialista es mantenerse lo más unido posible hasta las elecciones legislativas de 2009. ?Solo así vamos a poder volver a la presidencia en 2011?, se entusiasman en su casa de Lomas de Zamora.
Su plan incluye una cuestión esencial. Quiere pelear desde adentro del PJ el liderazgo de Kirchner. Para eso prepara una corriente interna que se inscribirá en cualquier momento en la sede partidaria de Matheu. Es probable que su nombre sea Unión Popular, aunque algunos de los representantes del interior pidieron cambiarlo. ?Tenemos que ir a internas para que de allí salga el candidato del PJ del año que viene?, había adelantado Duhalde hace una semana durante la cena anual de los gastronómicos en la Sociedad Rural, cuando el kirchnerismo aún pensaba que podía ganar la batalla en el Senado de la Nación.

 

Cotización D
en las sierras
La cuña de Duhalde en la interna del peronismo tandilense llega, además, cuando el kirchnerismo retrocede en unas sierras en las que nunca fue un lugar de contención clara. Los K se sacaron mil fotos con el intendente Miguel Lunghi (UCR) y le cerraron mil despachos a los FPV tandilenses.
De todos modos, hasta ahora nadie asomó demasiado la cabeza. El senador Néstor Auza quedó en el centro de la tormenta cuando cuestionó técnicamente la resolución 125. Desde la Copret, Roberto Mouillerón esperó que el diputado Felipe Solá votara en contra de esa medida en Diputados para distanciarse un poco. Pero salirse del esquema ahora sería para ellos romper todo.
Pero otros nombres del PJ tandilense sí se asociaron en 2007 con los armadores de D para su movimiento productivo.      
Juan Mario Pedersoli lo llevó a Javier Levigna a su candidatura a intendente en octubre pasado con la venia de los hermanos Rodríguez Saá. Incluso ?el Adolfo? desembarcó para la apertura del bunker electoral.
El último candidato a jefe comunal por el PJ rompió con los peronistas serranos también el año pasado. Jugó a una candidatura legislativa nacional en el frente entre Mauricio Macri y Francisco de Narváez, pero no llegó.
Ahora, comenzó a trabajar en un esquema de fundación que le presentó en un hotel céntrico a De Narváez, durante su última visita a la ciudad, cuando la crisis del campo reavivaba las críticas el peronismo en el Gobierno.
Otro nombre tandilense que pasó por el gobierno de Duhalde y recuperó aire con la revuelta chacarera es Rafael Delpech. El ex secretario de Agricultura comenzó a sonar en boca de otros peronistas. Todo sobre la crisis del campo, pero más que nunca sobre la interna del PJ que recobra fuerza, tranqueras adentro.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario