Tassara le arrebató el Rectorado a Spina y regresó el auzismo a la Universidad

La asamblea de la Universidad Nacional de Centro de la Provincia de Buenos Aires (Unicén) consagró ayer a Roberto Tassara y Omar Losardo como los nuevos rector y vicerrector, respectivamente, lo que marca el regreso de la línea auzista a la conducción de la casa de altos estudios.
La fórmula que integran los representantes de Económicas y Agronomía se impuso sobre Marcelo Spina y Alejandro Dillon, por 77 votos a 59, con 8 abstenciones.
Como anticipara este Diario en su edición de la víspera, una de las claves de la elección fue el voto de los representantes de la Escuela de Derecho de Azul, que finalmente se volcaron en forma unánime hacia la lista encabezada por Tassara.
Con la asamblea de ayer, finalizó el ciclo del ingeniero olavarriense al frente de la Universidad, tras cuatro años de vaivenes institucionales que lo depositaron como la máxima autoridad académica para finalizar el mandato de Néstor Auza.

 

La clave
La sesión se inició a las 14.15 y el primer consejero en hacer uso de la palabra fue Hugo Léndez, representante del claustro no docente, que solicitó una votación a sobre cerrado para definir la contienda electoral.
El fundamento del pedido fue ?la incomodidad? que le genera a aquellos que votan en contra trabajar con autoridades a las que, en asamblea y bajo votación nominal, no les dieron su apoyo.
Más allá de quién propuso la moción, la iniciativa debe endilgársele al spinismo, que en la tarde noche del martes se enteró de la decisión de la Escuela de Derecho de entregarle sus 13 votos a la fórmula opositora.
Sucede que desde el seno del rector saliente contaban con, al menos, cinco voluntades en la dependencia azuleña, y aspiraban a que dentro del cuarto oscuro éstos y otros consejeros desoyeran las cuestiones corporativistas.
Fuentes de la casa de altos estudios contaron que el ingeniero olavarriense, tras conocer la noticia, le dio vía libre de abstención a aquellos que intentó convencer hasta último momento, porque las cartas ya estaban echadas.
No salió ni el tiro del final. Los asambleístas que a la postre le dieron el triunfo a Tassara manifestaron su disconformidad con el pedido de Léndez, que se sometió a votación y encontró la negativa por mayoría simple. Ese fue el principio del fin de Spina en el Rectorado de la Unicén.

 

Las fórmulas
Luego, el decano de la Facultad de Ingeniería, Fabián Irassar, y un docente de Ciencias Económicas, Carlos Marzoratti, presentaron a las fórmulas que se disputaron la conducción.
Irassar, referente del spinismo, pegó cuando sostuvo que ?hay que revisar la función de la Universidad? y bregó por un ?ámbito democrático, sin que desunan las ideologías y existan persecuciones?, en clara referencia a la disputa que el sector al que pertenece entabló con Néstor Auza.
Continuó con el detalle de los lineamientos generales de la plataforma del ingeniero olavarriense y, como lo hicieron todos los consejeros al tomar la palabra, celebró los 25 años de la democracia, que permitieron una vez más a la Universidad elegir sus autoridades.
Marzoratti, en tanto, también destacó la figura de sus candidatos y manifestó que Tassara representa a ?una casa de estudios al servicio de la sociedad, con un acercamiento permanente y compromiso con la región?.
A partir de ese momento, cada consejero expresó su parecer sobre los aspirantes al Rectorado, entre ellos los del ala izquierda, que en la voz de dos estudiantes (abstenciones en la votación) sostuvieron que el acto se trataba de elegir ?al mejor de los derechistas?.

 

El final
El reglamento universitario establece que una fórmula debe contar con dos tercios de los votos para proclamarse ganadora, pero, en caso de no llegar a ese mínimo, se impondrá por mayoría simple tras tres vueltas electorales.
La primera le dio la victoria a Tassara. En medio de la segunda, Spina se retiró del estrado y les pidió a sus consejeros mocionar para que no se llegue a una tercera votación y reconocer la derrota. Así lo hizo Irassar y de esta manera quedó definido formalmente el nuevo rector.
?Siento mucha emoción. Ingresé en 1966 como estudiante y pasé por todos los claustros. Me han honrado con muchos cargos, pero todavía no caigo en que ahora ejerceré el cargo máximo de la Universidad?, manifestó Tassara, en sus primeras palabras, entre abrazos y lágrimas en los ojos.
-Le criticaron que no se conoce su equipo de gobierno, ¿ya lo tiene?
-Es prematuro definirlo. Si bien uno tiene nombres en mente, yo quiero tener un equipo de gobierno con el mayor consenso posible. Esa es una de las tareas primordiales para antes de la asunción y así empezar una transición ordenada.
-¿Cuánto influyó la figura de Néstor Auza?
-Es un aporte como el de muchos otros que componen este equipo de trabajo, conformado desde antes de que él llegue al Rectorado. Pero él le dio forma a esto que nosotros hemos dado en llamar el ?compromiso social?, que ha sido una de nuestras banderas y nosotros vamos a potenciarla.
-¿La clave estuvo en el voto corporativo de la Escuela de Derecho?
-Quizás por ser la nueva y la última que se expidió. Pero sí, en esos términos, fue absolutamente decisivo.
En ese momento, intervino Losardo, el primer azuleño en llegar a la conducción de la casa de altos estudios: ?Sabía que nos iban a acompañar. Agronomía y Derecho crecimos juntos?, sentenció.
De fondo, para los estudiantes no había terminado la elección. La izquierda y la Franja Morada se unieron al grito de ?Tassara-Losardo no seas caradura / Vos sos consecuencia de la pu… dictadura?. Los que apoyaron a los ganadores, en tanto, se acordaron del Gobierno comunal y su fuerte jugada a la candidatura de Spina: ?Y ya lo ve / Y ya lo ve / Es para Lunghi que lo mira por TV?. *

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario