Tassara se mostró sorprendido por la denuncia que incluyó a la Unicén por malversación de caudales

El fiscal federal Guillermo Marijuan denunció ayer a 52 universidades nacionales por supuesta “malversación de caudales” y pidió que se investigue el destino de “millonarios fondos” transferidos desde el Estado nacional en los últimos meses del gobierno de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Entre las casas de altos estudios incluidas en la presentación se encuentra la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. Ante la acusación ventilada por los medios de comunicación, el rector Roberto Tassara mostró sorpresa y desconcierto ya que, según aseguró, no recibieron ninguna notificación de la Justicia ni tampoco certezas sobre los fondos a los cuales hace referencia.

En medio de averiguaciones, y a la espera de una requisitoria del juzgado interviniente, transmitió seguridad al ratificar que los fondos recibidos fueron utilizados para los fines previstos.

Según consignó la agencia de noticias Télam en su acusación Marijuan indicó que “deberá investigarse el destino de millonarios fondos transferidos a las universidades de todo el país” entre 2014 y 2015.

La investigación preliminar derivó en la presentación de las denuncias, hechas de manera individual para cada casa de estudios y que resultaron sorteadas en distintos juzgados del fuero federal porteño.

En concreto, el fiscal pidió investigar por supuesta “malversación de caudales”, aunque no descartó otros delitos, a las “autoridades universitarias así como los empleados de estas instituciones que tuvieron roles preponderantes en el manejo de los fondos recibidos desde el Estado nacional”, según la denuncia a la que accedió Télam.

Para Marijuan “se colectaron numerosas pruebas que ameritan que sean analizadas y valoradas en el marco de un proceso penal para determinar en definitiva la comisión del delito denunciado”.

“Todos y cada uno de los pesos recibidos deben ser verificados y acreditados en cuanto a que hayan tenido un destino legal y lícito”, afirmó el representante del Ministerio Público Fiscal.

En la denuncia se advirtió que hay que investigar posibles delitos en que “habrían incurrido las autoridades” de cada universidad denunciada “sin perjuicio de la complicidad o connivencia de autoridades nacionales, puesto que habrían recibido fondos estatales que podrían haber tenido un destino distinto para el que realmente fueron otorgados”.

El inicio de la
investigación

La investigación preliminar de la fiscalía comenzó a raíz de notas periodísticas que daban cuenta de la supuesta distribución de 747 millones de pesos entre noviembre y diciembre de 2015 a través de resoluciones de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación nacional.

Marijuan requirió informes a distintos organismos públicos, recibió soporte documental con el detalle de las transferencias hechas y otras evidencias, antes de presentar las denuncias.

Finalmente, las presentaciones recayeron a través del sorteo en la Cámara Federal porteña en los juzgados federales de Julián Ercolini, Claudio Bonadio, Luis Rodríguez, Sebastián Ramos, entre otros.

Pocas certezas

Sin mayores precisiones en torno al tema, el rector Roberto Tassara reconoció que la noticia sobre la denuncia del fiscal federal tomó por sorpresa a todo el sistema universitario involucrado. De todos modos transmitió tranquilidad al expresar que “estoy seguro que todos los recursos que hemos recibido han sido asignados a los fines que estaban previstos”.

En diálogo con El Eco de Tandil admitió que aguardan una notificación del juzgado interviniente para determinar precisamente a qué apunta la denuncia en el caso de la Unicén.

“La verdad es que no se me ocurre a qué puede referir. Si fueran algunas pocas universidades uno podría prejuzgar pero es todo el sistema, todos los que teníamos presupuesto el año pasado”, evaluó, por lo que especuló que podría referirse a las transferencias previstas para el anterior ejercicio aunque, remarcó, “no lo puedo asegurar”.
Así, y sobre la base del período al cual hace alusión la denuncia, no recordó “ninguna transferencia especial” pero ratificó que “no hay problema con eso porque está todo presentado en Contaduría, en orden”, y se mostró “absolutamente tranquilo” en ese punto.

Por último contó que ayer mantuvo una conversación con el presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), Guillermo Tamarit, que estaba “absolutamente sorprendido” por la información –al igual que en el Ministerio de Educación nacional- y que, en representación de las universidades, había intentado establecer contactos con el fiscal Marijuan para obtener alguna certeza.

Las universidades denunciadas

De acuerdo a lo publicado por la agencia de noticias Télam, las universidades denunciadas son, entre otras, las nacionales de Buenos Aires, San Martín, del Centro de la provincia de Buenos Aires, Catamarca, Comahue, Entre Ríos, Cuyo, Córdoba, Formosa, Tierra del Fuego, La Plata, Del Litoral y General Sarmiento.

También incluyó a las de Lomas de Zamora, Jujuy, La Matanza, Luján, La Pampa, Mar del Plata, Patagonia San Juan Bosco, Quilmes, Río Cuarto, Rosario, Nordeste, Misiones, Salta, La Rioja, Tucumán, Tres de Febrero, Lanús, Villa María, Patagonia Austral, Nacional de las Artes, Universidad Tecnológica Nacional, Chilecito y del Noroeste de la provincia de Buenos Aires.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario