Telpuk defendió a la Aduana y ratificó que el FBI le ofreció beneficios para tratar de desacreditarla

Telpuk dijo que pone “las manos en el fuego” por el agente de la Aduana Jorge Lamastra, quien se encontraba en funciones en el Aeroparque la madrugada del 4 de agosto de 2007, cuando llegó el avión desde Venezuela en el que viajaba Guido Antonini Wilson.
En declaraciones formuladas esta mañana en el Aeropuerto de Ezeiza, tras arribar al país desde Miami, Telpuk rechazó que Lamastra hubiera presionado para que no se revisaran las valijas que estaban en ese vuelo. “Pongo las manos en el fuego por él, en ningún momento quiso que yo me retirarse del lugar”, afirmó Telpuk.
La ex agente destacó que Lamastra sólo le hizo “un comentario” en el sentido que “ya era muy tarde” pero rechazó que la hubiera presionado para que no cumpliera con su tarea de control. Además, defendió el trabajo de la Aduana y destacó que el organismo realiza un control “selectivo” por lo que no revisa todas las valijas que entran al país, lo que se diferencia de la tarea de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.
“Nunca quise perjudicar ni favorecer a nadie. Se están buscando culpables que no existen, que no son ni el señor Lamastra ni yo. Hicimos nuestro trabajo y nada más”, subrayó. Por otra parte, Telpuk ratificó que en Miami agentes del FBI le ofrecieron una serie de beneficios y evaluó que se trató de una “estrategia” de los funcionarios norteamericanos para intentar “desacreditar” su declaración.
“Por suserte no acepté nada de la propuesta de ellos porque obviamente me iban a impugnar seguro”, advirtió Telpuk. La ex agente reiteró que tres agentes del FBI la “encerraron en una oficina” en el aeropuerto de Miami y le ofrecieron asilo político, así como la posibilidad de conseguir trabajo en una agencia de modelos, como parte de “una estrategia” del FBI y la Fiscalía del juicio que se sigue en Estados Unidos.
“No me leyeron ningún tipo de derecho, no me dijero que yo podía no contestar. Estuvieron bien, no me sentí presionada a contestar, no me trataron mal, pero si hubiera contestado algo que ellos qeurían contestar, hoy en día yo estaría compilcada allá”, advirtió. Al respecto, agregó: “no salí despavorida a presentar mi ´book´ de fotos a donde ellos me dijeron”.
“Me aconsejaron que fuera, que me presentara y que seguramente iba a tener suerte. Pero así todo iba a cambiar y asimismo mi declaración”, subrayó. Telpuk sostuvo que cuando reveló esa situación en el tribunal de Miami, los funcionarios norteamericanos “estaban muy enojados” y sostuvo que cuando señaló al agente del FBI que la había abordado en el aeropuerto se produjo “un silencio en la sala”.
“La Fiscalía trató de desacreditarme en todo momento”, se quejó Telpuk, quien evaluó: “lo que más quiero es que la Argentina esté limpia de todo lo que sea que la pueda contaminar”.
La ex agente concurrió a Miami como testigo de la defensa del venezolano Farnklin Durán, quien se enfrenta en el juicio con la versión del empresario Guido Antonini Wilson.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario