“Tenemos tarifas eléctricas con valores exorbitantes y la facturación se desploma sin parar”

Armando March, fundador de Quarryman

El Eco

No es novedoso afirmar que el país se encuentra bajo una recesión de consumo trasversal  a todos los sectores. La población se encuentra en estado de alerta ante los tarifazos, despedidos y demás medidas que afectan el bolsillo de cada familia y su calidad de vida.

En diálogo con ELECO.com.ar,

Armando March, fundador de Quarryman

, fundador y dueño de Quarryman, mostró su preocupación por esta situación que atraviesa también al sector productivo de nuestro país.

A nosotros nos vienen tarifas eléctricas con valores exorbitantes, reconozco que pagábamos barato  al final del otro gobierno pero esto se fue de toda lógica”, señaló el creador de una de las cervezas artesanales locales.

Los pequeños y medianos negocios son los que más sufren el impacto de los aumentos en las tarifas, ya que el incremento se traduce en una pérdida de rentabilidad.

“Evidentemente la repercusión es inmediata, la facturación no para de caer y estamos en niveles que nos asustan. Tengo contacto con colegas de todo el país y la situación es la misma, están todos perdiendo rentabilidad, bajando precios, despidiendo gente porque la facturación se desploma sin parar”, expresó March.

Además, a la cuestión tarifaria hay que agregarle que las materias primas se trasladan desde otros sitios hasta Tandil, lo que implica un costo de transporte, y como el combustible está dolarizado es un servicio caro de afrontar para el productor.

Aumento de costos

Los costos de producción aumentan  y no se pueden trasladar a los precios, no hay consumo ni demanda, entonces se traduce en pérdida de rentabilidad. No podemos tocar los precios y si lo hacemos, tocarlos a la baja”, detalló.

Frente a un panorama de incertidumbre y preocupación, el productor cervecero no está ajeno a la coyuntura actual. “Se nos cierra la posibilidad de  seguir creciendo, tomar personal, no entiendo cuáles son los beneficios de todo esto. Los que nos dedicamos a la producción empezamos a sentirnos los tontos del barrio, esperamos que los vientos cambien”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario