Tensión ante la inminente reubicación de los trabajadores municipales del Hogar de Niñas

 En torno al cierre del Hogar de Niñas, que arrastró distintas movilizaciones vecinales en defensa de la institución, como así también disputas “politizadas” respecto a las razones del cierre, el jefe de Gabinete local, Juan Pablo Frolik se reunió ayer con el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Roberto Martínez Lastra, y los 12 trabajadores que se desempeñan hace años en la institución y que finalizarán sus funciones allí a partir del próximo mes.
El encuentro surgió a raíz de una notificación que llegó a manos de los trabajadores, en la cual se les informó que “a partir del 1 de septiembre no trabajan más ahí y que iban a ser reubicadas”, afirmó Martínez Lastra, quien seguidamente criticó a las Damas de Caridad que según él, quieren “ningunear a un trabajador de 30 años”.
“Se trata de enfermeras, mucamas, obreros, quienes en su mayoría pasan los 10 a 15 años que trabajan allí”, contó el secretario general. A raíz de esto, aseguró, “fuimos a hablar con Frolik y no tenía ni idea, dijo que iba a hablar, y yo tengo una nota acá en la cual las Damas de la Caridad le dicen que dejan de lado el convenio y sacan a los trabajadores municipales”.
Asumida la situación, aclaró: “Está bien, no es más municipal, se retira el personal pero con los tiempos que nosotros tengamos y al lugar donde el personal elija ir y que se sienta cómodo. No somos números como para que nos digan de un día para el otro que se tiene que ir a cualquier lado”.
En este sentido, Martínez Lastra manifestó que “si no quieren más trabajadores municipales, que no haya ninguno más. Pero que no lo cambien, que no vea que la semana que viene hay otros trabajadores municipales pagos por la Municipalidad haciendo esa tarea”.
“La gente que entró a las distintas reuniones, se les dijo que iba a haber una vía de negociación o un canal de diálogo y ahora nos encontramos con una patada en la cara que nos dicen que se tienen que ir los trabajadores municipales de ahí”, expresó el sindicalista.
Y ratificó: “Estamos defendiendo el trabajo de muchos trabajadores municipales de hace años, que lo hacen con amor porque se sienten en su casa. Hay una chica que vive ahí y ahora, ¿qué va a hacer?”.
Lamentándose, propuso que “hoy las hermanas no pueden estar más, entonces que traigan a otra gente que pueda seguir con esto. ¿Qué vamos a hacer, lo van a cerrar? No es municipal, lo cerramos o sacamos el personal municipal, pero que no tomen ninguno más sino se va a comer un conflicto municipal importante el Intendente”.

“No miramos
para el costado”
En paralelo, Martínez Lastra se mostró muy molesto ante algunas publicaciones de manos de “pseudo periodistas” que vincularon “erróneamente” la participación del gremio en la marcha en defensa de la institución con una posible estrategia política. En referencia a esto, aclaró que “si es hacer política defender el derecho que tiene todo trabajador, en este caso municipal, estamos haciendo política a lo grande”.
Criticó también que “no puedo entender la insensibilidad de la gente de Tandil, que hayamos ido 150 personas el otro día. Aunque sea manifestar por algo que sirvió para la contención y ser ejemplo de vida para muchas compañeras que se criaron ahí y que son personas de bien hoy. Eso es lo que nos molestó también”.
“Si nos molestan esas cosas, nosotros vamos y damos nuestra postura. No miramos para el costado. Pero que después digan que hacemos política, o se pregunten qué hace la UOM ahí, nosotros les pedimos que fueran. Como nosotros también los acompañamos el otro día”, explicó.
Frolik aseguró que el objetivo es
“convocar a una mesa de diálogo”
El jefe de Gabinete del Municipio, Juan Pablo Frolik, afirmó que “venimos trabajando desde el viernes de la semana pasada cuando atendimos al grupo de autoconvocados. Nosotros lo que queremos hacer es convocar a una mesa de diálogo, de hecho, yo estoy dialogando individualmente con cada una de las partes de este conflicto”.
Contó además que recién había vuelto de conversar con María Marino, la coordinadora del Servicio Zonal, y que por la tarde se iba a reunir con María Haydeé Usandizaga, referente de las Damas de Caridad, “tratando de buscar todos los elementos para ver cuál es la solución a todo esto que está pasando”, dijo.
Además, admitió que “voy formando mi idea sobre lo que está sucediendo y lo concreto es que la Congregación de Hermanas decidió retirar a las dos monjas de ese lugar y por lo que he podido ver hasta ahora, ése no es un lugar que tenga convenio con la Subsecretaría de Minoridad de la Provincia, con lo cual no está habilitado como hogar para hacer derivaciones de la Justicia”.
Informó también que “aparentemente hay dos o tres niñas derivadas por la jueza Montserrat y lo concreto es que la decisión del cierre está motivada en la imposibilidad de adecuarse por parte de las Damas de la Caridad a lo que exige la Ley de Infancia y Adolescencia actual, y además las Hermanas de la Misericordia retiran a las monjas de allí, por lo que es imposible seguir funcionando en el marco de lo que es la actual legislación”.
En base a ello, añadió, “las Damas de la Caridad decide que los empleados municipales ya no los necesita, los devuelve al Municipio y ahora tendrá que evaluar y consensuar con cada uno de los trabajadores, la reubicación en el Municipio”.
En ese sentido, el funcionario anticipó que mañana habrá una reunión con los municipales que realizan tareas en la institución para evaluar cada caso en particular. El encuentro será en la sede del Gobierno local.
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario