Terribles momentos vivió una víctima de un secuestro virtual

El caso fue planteado a El Eco de Tandil con el expreso pedido de omisión de datos que posibiliten su identificación con la intención de evitar represalias.
La víctima indicó que atendió el llamado de la penitenciaría por una cuestión personal, dado que el interlocutor se identificó como funcionario.
?Dijo que estaba haciendo una recorrida por Tandil y se encontró con un choque múltiple en el que una de las personas lesionadas le dio mi número telefónico antes de desvanecerse. Me preguntó mi nombre y dijo que coincidía con el que le dio el herido?, relató.
Tras ?confirmar? otros datos en el marco de la crisis de nervios causada por la noticia, el supuesto funcionario simuló comunicarse con un móvil para reclamar datos sobre el destino del ?accidentado?, mientras pedía a la víctima que informe su teléfono celular para el caso de que se cortara la llamada.
Cuando el pánico dominaba la situación, el autor de la llamada reveló que en realidad tenían secuestrada a la hija de la víctima. ?Vos le diste la vida, no se la quités?, era una de las frases más repetidas para dominar a la desesperada madre.
Paralelamente le advirtieron acerca de que no debería dar aviso a la policía, ya que estaban vigilando la casa.
Mientras mantenía la comunicación con el hombre -que terminó exigiendo las mencionadas tarjetas telefónicas y otorgando un tiempo para cumplir con su entrega- llegó a la vivienda la empleada, desde cuyo celular se comunicó con el esposo de la víctima, quien rápidamente alertó que se trataba de un secuestro virtual.
En forma inmediata se comunicó con la hija de la pareja, que estaba en un establecimiento educativo, y la maniobra quedó al desnudo.
?Fue horrible y quiero que se sepa para que a otra madre no le toque sufrir lo que yo sufrí. Me desperté con el llamado y con los nervios no pude darme cuenta?, explicó al plantear el motivo de hacer pública la situación.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario