Trabajadores

Señor Director:

 En el campo la tropa de animales que nombramos como vacas, abarca todos los animales de ese género. Después recién viene la diversidad. Estas dan leche, aquellas dan carne y otras que hoy no sirven, las criollas.
El que convive con ellas, como yo, diferencia su condición espiritual, que no se les otorga, sólo se valora lo que dan. Las hay  mansas, las hay malas, si pueden te patean. Las hay inteligentes y las hay estúpidas. Todas son vacas, todas dan algo.
En el ambiente humano, el hombre genéricamente hablando, aquel que brinda algo para sí y la comunidad se lo denomina trabajador. Es allí donde se da también la diversidad. Para algunos, el trabajador es solamente el de la pala, el tornillo, el que maneja un tractor, el que embolsa cereal, el que baja ladrillos, el que hace pan. Pone meritoriamente el cuerpo y su rutina. Todos regidos por sindicatos, que marcan normas de trabajo.
Creo que intencionalmente se dejan de lado otros trabajadores en esta diversidad, que son los que otorgan una empresa. El trabajador que pone capital, inteligencia empresaria, quizás su título universitario, para que todo funcione y aquel trabajador tenga donde enterrar la pala y poner el tornillo. Si no lo hace inteligentemente se funde.
Dejo a criterio del lector la valoración espiritual de los diferentes estratos de trabajadores, sólo me atreví a valorar  el de los animales, que admiro.
         Carlos B. Leeson
         L.E. 5.347.465

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario